Más de 2.000 nuevos padres ya se han beneficiado de la baja de paternidad

26-03-2018

Desde principios de febrero, los nuevos padres en la República Checa pueden tomarse una baja de paternidad de siete días. Según los datos publicados el miércoles por la Administración de la Seguridad Social (ČSSZ), 2.130 padres ya se han beneficiado de la medida.

Foto ilustrativa: archivo de Jiří NěmecFoto ilustrativa: archivo de Jiří Němec La República Checa se unió este año a la lista de países en los que el padre puede solicitar una baja para poder estar en casa los primeros días de vida de su hijo. Por ejemplo en España es de 28 días.

En la República Checa, los nuevos padres que tengan un trabajo y, por lo tanto, contribuyan al seguro de salud, ahora también pueden solicitar el permiso de paternidad, pero por un período de una semana. Debe tomarse dentro de las seis semanas del nacimiento. Como las mujeres en baja de maternidad, los padres que eligen esta licencia reciben una asignación diaria correspondiente al 70% de su salario bruto.

Las cifras disponibles para el primer mes de entrada en vigor de la medida revelan que a finales de febrero la Administración de la Seguridad Social había registrado 2.100 solicitudes de baja por paternidad y ya se habían efectuado 480 pagos por una cantidad en torno a los 90.000 euros.

En la República Checa se producen aproximadamente 4.800 nacimientos al mes, por lo que se puede aventurar que la baja de paternidad es tomada en más o menos la mitad de los casos.

La ex Ministra de Trabajo y Asuntos Sociales, la socialdemócrata Michaela Marksová, llevó el proyecto a su fin. La idea es compartir aún más la carga de cuidar a un bebé recién nacido entre ambos padres.