Škoda Auto empezará a producir en Alemania

02-05-2018

El fabricante de automóviles checo Škoda Auto está listo para comenzar a producir automóviles en Alemania. La razón es que las plantas de la compañía en la República Checa y en otras partes de Europa ya están funcionando a pleno rendimiento y están luchando para satisfacer la demanda.

El director ejecutivo de Škoda Auto, Bernhard Maier, ha anunciado al sitio web checo auto.cz que la empresa está planeando comenzar la producción en Osnabrück en la Baja Sajonia, donde los autos Škoda ya están siendo enviados para ser laqueados.

Foto: Škoda AutoFoto: Škoda Auto Maier no especificó qué modelo o modelos se producirían en Osnabrück, pero otros representantes de Škoda Auto insistieron en que no significaba que la producción se cambiaría de la República Checa.

El fabricante de automóviles checo necesita invertir para expandir la producción en las instalaciones en Europa, ya que sus plantas están trabajando al máximo de su capacidad. Škoda Auto actualmente está considerando una reestructuración, la construcción de nuevas fábricas y otras alternativas, y se espera que haga públicos sus planes en los próximos tres o cuatro meses.

Mientras que la automotriz vio que sus ganancias operacionales crecieron un 5,3% anual en el primer trimestre de este año, su compañía matriz Volkswagen no está funcionando tan bien, con sus ganancias operacionales disminuyendo en un 3,6% por ciento en el mismo período, según informó la Televisión Checa.

Hubo especulaciones el año pasado de que Škoda Auto transferiría la producción del sucesor de su Superb a Alemania. Ni la compañía ni Volkswagen negaron o confirmaron la información. En octubre, el primer ministro checo Bohuslav Sobotka recibió la promesa de los ejecutivos de la compañía de que la República Checa era, y seguiría siendo, el corazón de Škoda Auto.

Una señal de recalentamiento

La industria del automóvil ha estado impulsando tanto las exportaciones checas como toda la economía doméstica durante varios años. El salario mensual promedio en el sector automotriz creció el año pasado a más de 1.400 euros, mucho más que el promedio nacional checo.

Sin embargo, con el crecimiento de la economía checa, Škoda Auto, como muchos empleadores checos, realmente está luchando por contratar trabajadores. El vicepresidente de la Confederación de Industria y Comercio, Radek Špicar, ha asegurado que la falta de trabajadores está causando que la economía checa llegue a un techo.

Por su parte, el gobernador del Banco Nacional Checo, Jiří Rusnok, advierte que la economía se está sobrecalentando. En su opinión el crecimiento pronto bajará de velocidad y el crecimiento salarial también se enfriará.

02-05-2018