Solo un 20% de los checos habita en vivienda de alquiler

03-03-2016

Según el Instituto Europeo de Estadística, solo un 20% de los checos reside en una vivienda de alquiler, el resto vive en casas de su propiedad. La tendencia es contraria a, por ejemplo, la de Alemania, y es compartida por el resto de países del antiguo bloque socialista.

Foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaFoto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa Una de las diferencias que siguen marcando un lado y otro de la Cortina de Hierro es el modelo de vivienda predominante entre la población. Mientras que en occidente predomina el alquiler, en la República Checa y otros países ex comunistas la mayor parte de la población disfruta de vivienda en propiedad. Esto es así por el desarrollo de los acontecimientos tras la caída de los regímenes comunistas: una gran parte de la población recibió derechos de propiedad sobre las viviendas que ocupaba, de titularidad pública.

En Chequia la tendencia se ha acrecentado en los últimos años, debido al bajo precio de las hipotecas. En enero de 2016 la media del tipo de interés era del 2,3%.

Este dato puede parecer en principio positivo, ya que otorga mayor independencia y seguridad económica, pero también tiene sus sombras, apunta Martin Lux, de la Academia de Ciencias de la República Checa. En su opinión una economía que ansía la propiedad de la vivienda tienda a las crisis económicas y las burbujas inmobiliarias, como se vio hace ocho años en España.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Otro problema es la poca disposición de los propietarios a mudarse por motivos de trabajo, lo que lleva a que se incremente el desempleo en algunas regiones. Lux añade que, además, en la República Checa, el alquiler se ha convertido en un estigma, al constituir una línea divisoria entre capas sociales: solo los más humildes se ven en la necesidad de vivir de esta forma.

El periodista especializado Jan Boček recuerda además que "no en todas partes el poseer una vivienda propia lleva a un mejor cuidado del inmueble". Por ejemplo en Rumanía, donde el 96% de la gente dispone de vivienda propia, es común encontrar apartamentos sin agua caliente o con goteras.

En la República Checa alrededor del 30% de los que pagan un alquiler no regulado por su vivienda reconocen tener problemas para hacerle frente. Más tranquilos están los jubilados, a menudo con alquileres limitados por ley. Solo el 14% de este grupo social se muestra preocupado por este gasto.

03-03-2016