Tasas de interés podrán subir antes de que finalice el año

18-09-2018

El Banco Nacional Checo podría duplicar sus tasas de interés para el final del año. Así lo anunció su director, Jiři Rusnok, asegurando que un aumento podría observarse ya a partir de este mes.

Foto ilustrativa: Klára StejskalováFoto ilustrativa: Klára Stejskalová Según Reuters, inversionistas creen que existe un 70% de posibilidad de que el banco central decida aumentar las tasas de interés en la reunión planeada para este 26 de septiembre a la cual asistirán sus miembros del consejo. Los últimos datos sobre crecimiento económico, inflación y desarrollo salarial respaldan esta predicción.

El crecimiento interanual de los precios de consumo en la República Checa se incrementó en agosto, alcanzando un 2.5% en oposición al 2.3% que consiguió durante el mes de junio. Como consecuencia, la inflación estuvo por encima del objetivo de 2% que tenía planeado el Banco Nacional Checo, lo que le proporciona al banco un mayor margen para elevar las tasas de interés.

Asimismo, el banco publicó nuevos pronósticos. Estos incluyen una predicción de que el valor de la corona checa será más bajo de lo que se tenía anteriormente previsto. De acuerdo con Reuters, esto resalta la necesidad de aumentar las tasas de interés para de esta forma compensar el debilitamiento de la moneda.

El aumento de las tasas de interés significará hipotecas más costosas para las viviendas y un incremento en el precio de los préstamos que las compañías emplean para financiar sus inversiones.

Según la agencia de noticias ČTK, Rusnok dice que los ajustes del banco en las tasas de interés nominales están pensados para devolver los intereses a un nivel de normalidad de alrededor de 2.5%, quizás hasta un 3% para hacer que las tasas de interés reales se asienten de 1 a un 1.5%.

En marzo, el director del Banco Nacional Checo confirmó que la economía del país había superado su potencial de crecimiento previsto, un hecho que se hizo particularmente evidente en el sector de empleo. Según Rusnok, los otros parámetros de la economía se encuentran estables y no apuntan a desequilibrios mayores.

Rusnok también indicó que el Banco Nacional Checo disminuirá gradualmente la política monetaria expansiva y la cambiará a un modo neutral. Añadió que la política monetaria del banco tampoco será restrictiva ya que esto desaceleraría el crecimiento económico.

18-09-2018