Vinium Velké Pavlovice, productor moravo de vino

15-07-2003

La compañía Vinium Velké Pavlovice es un tradicional productor moravo de vino. Produce una amplia gama de vinos de variedades locales, pero importa vinos también de Chile.

La historia de Vinium Velké Pavlovice se remonta al año 1936 cuando dos centenares de cultivadores de vino fundaron la cooperativa VINOPA. En 1992, la empresa fue privatizada como sociedad anónima y es hoy uno de los líderes nacionales en la producción de vinos moravos, afirma Martin Prokes, de la junta directiva.

"Empleamos a unas 150 personas y producimos más de diez millones de litros de vino al año, doce millones y medio de botellas. El monto total de venta alcanza 450 millones de coronas, unos quince millones de euros. Nuestro surtido incluye 95 productos, desde los vinos de cepa y con denominación de origen, hasta los vinos de mesa y los vinos de fruta".

Escudo de la compañía Vinium Velké PavloviceEscudo de la compañía Vinium Velké Pavlovice Martin Prokes afirma que su empresa ha registrado que los consumidores checos abandonan últimamente los vinos de mesa más baratos, en su mayoría importados, y empiezan a comprar en gran medida vinos de calidad y de mayor precio.

"La venta de vinos de cepa aumentó el año pasado trece por ciento y la de vinos con denominación de origen, 36 por ciento. Se debe a que los checos ya han probado los vinos baratos, de mesa, importados, y vuelven a lo que están acostumbrados, es decir, a los vinos de Moravia, región famosa por su secular vitivinicultura".

Junto con ello aumenta el nivel de la cultura de vino en la República Checa. Los consumidores checos se cultivan y tienen una mayor conciencia de las variedades de vino y de su consumo.

"Los vinos moravos pueden competir a nivel mundial, lo hemos comprobado en numerosas revistas de vitivinicultura internacionales. Nuestros vinos blancos son originales porque tienen un buqué específico. La calidad de los vinos tintos es también comparable pero es evidente que no podemos competir con los grandes productores del sur de Europa".

Martin Prokes destaca que al aumento del nivel de la vitivinicultura en este país contribuyó la aprobación de una ley respectiva en 1995, que estableció la división cualitativa de vinos, así como la educación continua de los vitivinicultores checos. La vitivinicultura checa está plenamente preparada para la adhesión del país a la Unión Europea y es capaz de imponerse en el mercado comunitario. Según Prokes, quienes tendrán problemas son los productores de vinos de mesa, de los que hay un exceso en todo el mundo.

 

Martin Prokes señala que Vinium Velké Pavlovice produce sobre todo para el mercado nacional.

"La exportación incluye un pequeño porcentaje de nuestra producción. La mayor parte va a Eslovaquia y un poco a Inglaterra y a Escandinavia. Se nos abren grandes perspectivas últimamente en los Balcanes. Hace poco importamos las variedades Merlot y Cabernet Sauvignon de Chile, o sea, las variedades que escasean en la República Checa."


15-07-2003