¿Cómo fue el año 2003 en la República Checa?

01-01-2004

Realmente, ha sido un año abundante en sucesos claves para el país: Los ciudadanos dijeron "sí" al ingreso en la UE; el Parlamento checo eligió a nuevo presidente del país y el Gobierno inició una extensa reforma de las finanzas públicas. Por otro lado, numerosos festivales y conciertos de renombrados músicos tuvieron lugar en la República Checa; mencionemos por lo menos el concierto de los inmortales "Rolling Stones". Y en cuanto al deporte, las selecciones nacionales de fútbol, baloncesto y voleibol alcanzaron excelentes resultados a nivel internacional.

El año 2003 no empezó muy bien en la República Checa. El país, que no se recuperó del todo de las inundaciones de agosto de 2002, se vio otra vez amenazado por esa catástrofe natural.

En Moravia la gente luchaba contra tempestades de nieve y heladas, mientras que en Bohemia del Sur y del Oeste subieron los ríos y en las montañas hubo fuertes temporales.

Por suerte, al final todo lo resolvió el tiempo: gracias al brusco enfriamiento, la nieve dejó de derretirse y el agua afluente se congeló y no causó mayores estragos.

A fines de enero, el disidente cubano Oswaldo Payá Sardiñas, visitó la República Checa. En Praga se refirió también al Proyecto Varela encaminado a imponer la celebración de elecciones democráticas en la Isla.

Oswaldo Payá SardiñasOswaldo Payá Sardiñas "Por primera vez se está viendo que el protagonista del cambio en Cuba es el pueblo. Por primera vez los ciudadanos pierden el miedo y solicitan sus derechos y cambios pacíficos. El régimen responde hasta ahora con violencia, pero eso no nos llena de odio y no nos paraliza. Y por primera vez dentro de Cuba renace una esperanza. Sabemos que hay mucha dificultad, pero no vamos a desistir del camino pacífico, ni del camino hacia la libertad".

Oswaldo Payá fue recibido en Praga por el presidente checo, Václav Havel, quien lo propuso como candidato para el Premio Nobel de la Paz 2003. El cubano fue una de las últimas personas con la que se entrevistó Havel siendo presidente de la República Checa, ya que el 3 de febrero expiró su período de funciones.

Havel ya no pudo ser reelegido como presidente. El mismo mencionó, sin embargo, que aunque tuviera la posibilidad, no volvería a presentar su candidatura.

"Yo fui presidente un período bastante largo. Mi salud no es muy buena y estoy un poco cansado. Siento la necesidad de cobrar nuevas fuerzas. Seguro no aceptaría la candidatura".

Havel concluyó su período de funciones después de haberse desempeñado 13 años en la presidencia del país. Poco después de que expirase su mandato, la República Checa se quedó por un mes sin jefe del Estado, ya que el Parlamento checo no logró elegir a su sucesor en dos vueltas de los comicios presidenciales.

El 28 de febrero, en la tercera ronda, después de profundas discrepancias entre los partidos parlamentarios, el ex primer ministro, Václav Klaus, pasó a ser presidente de la República Checa, tras obtener un voto más del mínimo requerido para resultar electo.

Con la mano izquierda apoyada sobre la Constitución, Klaus pronunció el juramento presidencial, pasando a ser el décimo jefe de Estado de la República Checoslovaca, surgida en 1918 tras la disolución de la Monarquía Austro-húngara. Y el segundo de la República Checa independiente, tras la partición de Checoslovaquia en 1993.

Durante el primer trimestre de 2003, varios eventos culturales se efectuaron en la RCh. Por ejemplo, la más amplia exposición a nivel europeo de la obra gráfica del pintor español Salvador Dalí tuvo lugar en la ciudad de Ceský Krumlov, Bohemia del Sur.

Uno de los más destacados escritores argentinos actuales, Mempo Giardinelli, presentó en la República Checa la traducción al checo de su libro "Luna caliente". El autor afirmó para Radio Praga que los escritores se encargan de poner belleza al horror de la vida cotidiana, y que trabajan como las mariposas. Las mismas no sirven para nada, pero el mundo sería horrible sin ellas.

"El hombre, la mujer, los seres humanos, necesitamos trascendencia. Necesitamos dejar una huella por donde hemos pasado. Y como pasa con la nieve, luego llega el sol y se derrite la huella. En la literatura, en el arte, queremos dejar una huella que es más fuerte, por eso dejamos nuestras obras de arte, porque es nuestro modo de trascendencia".

El famoso tenor argentino José Cura se presentó en 2003 dos veces ante el público checo. Después del rotundo éxito, cosechado en Praga en enero, José Cura decidió volver a la capital checa en octubre, expresando que le atrae mucho la música checa.

"Es una música fascinante y muy difícil, porque se siente el ritmo del lenguaje checo como idioma. Entonces, como el checo es tan ajeno a nosotros los latinos, no tenemos palabras de donde aferrarnos. Hasta que uno se mete adentro y la analiza y la estudia y empieza a encontrar los apoyos. Para mí la cosa más fascinante en la música checa son las orquestaciones que son impresionantes".

El Gobierno checo declaró oficialmente el 12 de marzo su apoyo a la intervención militar contra Iraq...

Mientras que la Cámara de Diputados dio su visto bueno a esa decisión tras un acalorado debate, el Senado aprobó sin problemas la ayuda militar checa a los aliados. Por su parte, el presidente checo, Václav Klaus, rechazó la idea de combatir la tiranía con la guerra.

El 20 de marzo por la mañana hora local, estalló la guerra...

Según encuestas públicas, un 71 por ciento de la población checa se pronunció en contra del conflicto armado. La mayoría de los ciudadanos creyeron que la guerra debió contar con el criterio de la Organización de Naciones Unidas.

El 16 de abril, el Parlamento dio luz verde al envío de un Hospital de Campaña checo a la ciudad de Basora, al sur de Irak. Desde Kuwait fue enviado a la zona entretanto un grupo de especialistas de la unidad antiquímica checa para examinar el terreno antes de la llegada de los médicos. El hospital terminó su misión en Irak en diciembre.

El 16 de abril, en la cumbre de Atenas, Grecia, la UE dio su visto bueno a la adhesión de los países candidatos, entre los que figura también la República Checa.

Dos meses después, el 77,3 por ciento de los checos que participaron en un referéndum, dijeron "Sí" a la incorporación del país en la Europa Comunitaria.

Ramiro Cibrián, embajador de la UE en la República Checa, se mostró muy satisfecho después de que conociera los resultados del plebiscito.

"Estos resultados son absolutamente excelentes. Lo más importante es que una mayoría de los ciudadanos checos que han votado se ha manifestado claramente a favor de que su país se convierta en estado miembro en la UE. Tenemos en la República Checa un alto nivel de consenso sobre la Unión, lo cual desde mi punto de vista constituye la mejor base para una participación exitosa de este país en la UE".

Mientras que el primer ministro checo, Vladimír Spidla, conocido como el hombre de la cara de piedra, que pocas veces manifiesta emociones, se entusiasmó y alzó las manos tras saber que los checos decidieron adherirse a la Europa, el presidente, Václav Klaus, mostró una actitud moderada en cuanto a la Unión.

"Con el referéndum, por desgracia, no hemos esquivado nuestros problemas como, por ejemplo, la reforma de las finanzas públicas, del sistema de jubilación, del sector de sanidad, de la educación, del Ejército, etc. Los problemas permanecerán aquí con nosotros, a pesar de que el 1° de mayo de 2004 nos afiliemos a la UE".

Vladimír SpidlaVladimír Spidla De todos los partidos parlamentarios checos, sólo los comunistas expresaron su descontento con el resultado del referéndum.

En mayo, la afición checa al hockey sobre hielo vivió una gran decepción. La selección nacional regresó a casa sin medallas del mundial de Finlandia, tras caer derrotada ante Eslovaquia en el partido por el tercer lugar. El hockey sobre hielo y el fútbol son los deportes más populares del país y los checos, varias veces campeones del mundo, soñaban con sumar a su haber un nuevo título.

Por otro lado, a pesar de quedar sin medalla, la selección de voleibol checa logró un resultado excelente en la Liga Mundial disputada en Madrid, España. Tras perder con los brasileños en las semifinales, el equipo checo cayó ante los italianos 1-3 en el partido por el tercer lugar.

A mediados de año, el Gobierno checo aprobó la aplicación de una reforma radical en las finanzas públicas con el objetivo de ahorrar gastos públicos y reducir el creciente déficit presupuestario.

Entre las medidas propuestas por el Gabinete figuran, por ejemplo, la reducción de los gastos en la esfera social, el aumento de los impuestos a los productos de consumo y un control más riguroso del pago de impuestos. El Gobierno anunció, además, que tiene previsto despedir a unos 16 mil empleados públicos antes de 2006, para ahorrar recursos de las arcas estatales.

En junio, varios hospitales checos se declararon en huelga, para protestar contra el proyecto de reforma de las finanzas públicas. Los médicos que apoyaron la huelga aceptaron pacientes sólo en casos urgentes. Los Sindicatos organizaron manifestaciones masivas en Praga; además de los médicos, salieron a las calles asimismo los agricultores, los ferroviarios y los empleados públicos, entre otros.

A fines de junio, el grupo cubano, Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro, se presentó por primera vez en Praga. Eugenio Rodríguez Raspa, líder del Septeto, sostuvo para Radio Praga que la atmósfera del concierto fue fantástica.

"La verdad es que el pueblo checoslovaco conoce la música y sabe lo que es la música. Para nosotros es un orgullo estar aquí y quisiéramos venir siempre aquí, tocar para todos, para Praga y para todo el pueblo checoslovaco".

El verano en la República Checa estuvo lleno de conciertos y festivales: El bosnio Goran Bregovic y su conjunto "Wedding and Funeral Band", que cuenta con 50 miembros, fueron las grandes estrellas de la segunda edición del festival de música internacional, celebrado en julio en la metrópoli Ostrava, Moravia del Norte.

Por su parte, el extraordinario guitarrista de blues, Johnny Winter, se presentó en la capital checa el 19 de julio. El tejano acompañó en su carrera a los grandes músicos, por ejemplo a Muddy Waters, convirtiéndose en una leyenda del blues.

"La colaboración con Muddy fue uno de los puntos máximos de mi carrera. Fue un gran músico y una gran persona. Lo echo mucho de menos. ¡Ojalá hubiera podido grabar más canciones con él! Las piezas que grabé con Muddy Waters figuran entre mis canciones favoritas", expresó Johnny Winter.

Al día siguiente, los famosos Blues Brothers mostraron en Praga su enérgico espectáculo. Muchos de sus fans vinieron en traje, corbata, sombrero y gafas oscuras, atuendo típico de ese grupo.

Una semana después los aficionados al rock vivieron otra fiesta; las grandes estrellas del grupo Rolling Stones se presentaron por cuarta vez en Praga. El líder del grupo, Mick Jagger, celebró en la capital checa su cumpleaños número 60; al concierto acudieron unos 80 000 espectadores.

En 2003, en la República Checa se ha registrado el más abrasador verano desde 1775, cuando se empezó a medir la temperatura. Los meteorólogos midieron incluso un récord de 38,9°C. Los agricultores se lamentaron, ya que grandes pérdidas se registraron en la cosecha del trigo y del lúpulo, mientras que los vitivinicultores expresaron su alegría: gracias al calor, la vendimia ha sido excelente.

El primero de septiembre, el primer día del nuevo año escolar, la mitad de las escuelas checas permanecieron cerradas. Los maestros se declararon en huelga, manifestando su descontento con el nivel de los salarios en el sector de la enseñanza.

Miles de sindicalistas volvieron a tomar las calles de Praga para protestar contra la reforma de las finanzas públicas aprobada por el Gobierno.

A mediados de septiembre, terminó el período de funciones de la presidencia checa en la Asamblea General de la ONU, siendo el político checo, Jan Kavan, sustituido por un representante de la isla Santa Lucía.

Por otro lado, deportistas checos alcanzaron ese mes grandes éxitos: La selección checa en baloncesto femenino consiguió medallas de plata en el Campeonato de Europa, celebrado en Grecia, tras perder con Rusia en las finales por 56-59...

Pavel Nedved con el 'Balón de Oro', foto: CTKPavel Nedved con el 'Balón de Oro', foto: CTK ...y los futbolistas checos se clasificaron directamente para el Campeonato Europeo que tendrá lugar en 2004 en Portugal. El capitán de la selección nacional, Pavel Nedved, fue galardonado a fines de diciembre con el "Balón de Oro", siendo el segundo checo en la historia que ganó el prestigioso premio otorgado por la revista "France Football".

El Tribunal Superior de Praga confirmó en octubre la primera condena en la historia relacionada con la ocupación de Checoslovaquia en agosto de 1968. El ex alto cargo comunista, Karel Hoffmann, fue sentenciado a seis años de prisión por sabotaje.

En la noche del 20 al 21 de agosto de 1968, Karel Hoffmann, entonces jefe de la Administración Central de Comunicaciones, ordenó suspender las transmisiones de la Radiodifusión Checoslovaca que informaba sobre la invasión de los Ejércitos del Pacto de Varsovia en el país.

Después de ocho años, el rey de la música folk-rock, Bob Dylan, volvió a presentarse en Praga en el mes de octubre. Dylan sorprendió al público, tocando además de la guitarra y la armónica, también el sintetizador.

En noviembre, el Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, visitó por primera vez oficialmente a América Latina, en concreto a Chile y Perú. El propósito del viaje fue incrementar las relaciones bilaterales con esos dos países latinoamericanos, según señaló Vladimír Spidla.

"Latinoamérica no se encuentra en el fin del mundo. Es una parte importante de la cultura mundial. Tiene un lugar destacado en el desarrollo mundial y nuevamente estrechamos nuestros lazos".

Un elevado número de excelentes músicos se presentaron en otoño en la RCh, por ejemplo, el cantante y multiinstrumentista, John Cale, procedente de Gales; el grupo estadounidense "Living Colour" y el legendario grupo del jazz-rock, "The Colosseum", de Gran Bretaña.

En Praga se presentó asimismo uno de los más renombrados cantautores brasileños, Chico César, que en su carrera ha colaborado con grandes estrellas internacionales, entre otros, con el inglés Sting.

Robbie Williams, hoy día uno de los más populares cantantes de la música pop, se presentó a principios de noviembre la primera vez en Praga, causando locura entre sus admiradores checos.

Se dice que Robbie Wiliams nació para el espectáculo y en la capital checa lo confirmó sobradamente. El británico dirigía con destreza el tumulto de sus fans electrizados.

A mediados de noviembre, una de las mejores sopranos del mundo, Renée Fleming, dio en Praga dos conciertos...

...y unos días después, el legendario grupo, "Deep Purple", tocó en la capital checa en el marco de su gira mundial, realizada con motivo del 35 aniversario de su creación y el lanzamiento de su nuevo disco "Bananas".

Estimados amigos, la redacción Iberoamericana de Radio Praga les mantendrá informados, naturalmente, sobre todo lo relacionado con la República Checa asimismo en el año 2004. ¡Les deseamos un feliz y próspero Año Nuevo!

01-01-2004