Los checos siguen sin fumar en los restaurantes y están más contentos que nunca

01-01-2019

La celebración del Centenario de la fundación de Checoslovaquia fue, sin duda, una de las mayores efemérides del año recién terminado. Se celebró en todos los sectores y niveles de la sociedad. Las elecciones presidenciales y la rememoración de los acontecimientos de 1968, cuando los tanques soviéticos invadieron el país, son algunos de los hitos que recordaremos en la primera parte de este programa especial. La segunda parte estará dedicada a los vínculos que en su momento mantuvo la antigua Checoslovaquia con la revolución cubana.

Miloš Zeman consigue la reelección

Miloš Zeman, foto: OISV CC BY-SA 4.0 WikipediaMiloš Zeman, foto: OISV CC BY-SA 4.0 Wikipedia Miloš Zeman fue, y todo parece indicar que seguirá siendo, uno de los personajes más sonados de la sociedad checa. El año pasado lo empezó pisando fuerte, fue reelegido para un segundo periodo presidencial, en las segundas elecciones directas de la historia de Chequia. Los próximos cinco años el presidente Miloš Zeman volverá a ser el inquilino exclusivo del Castillo de Praga, gracias a una reelección que no fue tan fácil como muchos lo habían pronosticado.

El antiguo director de la Academia de Ciencias, Jiří Drahoš, resultó ser un contrincante duro que brindó cobijo a un sector de la población insatisfecho con los resultados del primer mandato de Zeman, pero eso no fue suficiente.

El mandatario Miloš Zeman salió airoso de la contienda y continuará desarrollando su programa político que, según sus detractores, ha girado el futuro político y económico del país hacia Rusia y China.

En sus primeras declaraciones tras conocer la victoria alcanzada el mandatario expresó agradecimiento a su equipo, a los electores y también a sus opositores. “Queridos amigos este es mi último triunfo político, después no habrá ninguna derrota política, porque como uds., bien saben, la Constitución permite solo dos mandatos presidenciales, y yo no voy a iniciar una enmienda de la Constitución“.

Apoyo incondicional para Babiš

Andrej Babiš, foto: Martin Svozílek, la Radiodifusión ChecaAndrej Babiš, foto: Martin Svozílek, la Radiodifusión Checa El apoyo del presidente Zeman al primer ministro Andrej Babiš no se ha movido ni un ápice. Desde el triunfo electoral de Babiš, el mandatario le ha expresado un respaldo nunca antes visto en el escenario político checo.

El presidente Miloš Zeman ha vuelto a mover ficha. El hecho de que daría una segunda oportunidad al ganador de los comicios generales de octubre, Andrej Babiš, había sido anunciado tras el primer fracaso ante la Cámara Baja.

El mandatario le firmó entonces un cheque en blanco a Babiš, le dijo que le daría todo el tiempo necesario para que buscara aliados para conseguir apoyo en la Cámara Baja.

Después de un asfixiante tire y afloje de varios meses, el movimiento ANO, de Babiš, y la Socialdemocracia llegaron a una serie de acuerdos que adoquinan el camino hacia la formación de un gobierno minoritario de coalición.

En declaraciones a la Televisión Checa, Miloš Zeman se refirió a las razones que le han llevado a anunciar ahora la decisión de nombrar a Babiš primer ministro.

“En primer lugar la intención es crear una situación en la que quede claro que Andrej Babiš tiene el derecho, así como la obligación de negociar sobre la formación del gobierno. En segundo lugar deseo acelerar el proceso”.

Babiš en busca de aliados

Foto: Filip Jandourek, la Radiodifusión ChecaFoto: Filip Jandourek, la Radiodifusión Checa

Andrej Babiš demostró en la práctica que ganar las elecciones no es suficiente para hacerse con el poder. Los partidos opositores cerraron filas para expresar su decidido rechazo a un Gobierno encabezado por Andrej Babiš, quien afronta cargos por sospechas de corrupción. El salvavidas lo protagonizaron los socialdemócratas que aceptaron integrar el gobierno de coalición minoritario, con el respaldo de los comunistas.

Jan Hamáček, foto: Filip Jandourek, la Radiodifusión ChecaJan Hamáček, foto: Filip Jandourek, la Radiodifusión Checa La Cámara Baja checa de 200 miembros dio su voto de confianza al Gobierno de coalición minoritario de Andrej Babiš, formado por el movimiento ANO y la Socialdemocracia. A favor del Gabinete votaron 105 diputados, incluidos los comunistas, cuyo respaldo fue decisivo en vista de que los diputados de los demás seis partidos parlamentarios se manifestaron en contra.

Después de la votación que se produjo pasada la medianoche de este miércoles, el líder socialdemócrata y ministro del Interior, Jan Hamáček, expresó su satisfacción por el hecho de que al cabo de 264 días Chequia tiene un Gobierno legítimo.

”Estoy contento porque después de un largo tiempo la República Checa tiene finalmente un Gobierno que obtuvo la confianza del Parlamento. La Socialdemocracia hará lo máximo para cumplir las promesas dadas a los electores. El debate previo a la votación fue bastante afilado, pero eso es normal en estas situaciones y también la duración de los debates no fue algo extraordinario”.

Los restos del cardenal Josef Beran ya descansan en Chequia

Josef Beran, foto: ČTJosef Beran, foto: ČT El regreso de los restos mortales del cardenal Josef Beran a Praga representó otro de los grandes hitos del año pasado. Fue un momento de reflexión para la sociedad. Uno de los grandes luchadores contra la injusticia y la barbarie regresó a la tierra donde nació. El acto se vio coronado con la instalación de una escultura a San Adalberto en la catedral de San Vito.

San Adalberto, uno de los patronos más importantes de las Tierras Checas. El patrono checo está estrechamente vinculado a la vida del cardenal checoslovaco Josef Beran, y por eso es que la inauguración de la escultura coincide con la repatriación de los restos del entonces arzobispo de Praga, después de haber descansado durante 50 años en la basílica de San Pedro en el Vaticano.

La instalación de la escultura fue uno de los deseos del cardenal, perseguido tanto por el régimen nazi como por el comunista, que finalmente le desterró, explicó el arzobispo de Praga, Dominik Duka, en una rueda de prensa.

”Hablamos sobre repatriación, ya que el cardenal Beran fue desterrado en 1965 de la República Socialista de Checoslovaquia. Y esto fue pensado de manera que no pudiera volver nunca, vivo o muerto. Por lo tanto todas las negociaciones que se llevaron para que pudiera regresar cuando ya estaba muy enfermo fueron rechazadas, al igual que su eventual funeral aquí en Praga. El cardenal Beran no es solo uno de los grandes personajes de la Iglesia Católica del siglo XX, sino también uno de los pocos que se enfrentaron a los regímenes nazi y comunista''.

La invasión de 1968

Foto: Archivo de ČRoFoto: Archivo de ČRo La intentona democrática, conocida como la Primavera de Praga, asfixiada el 21 de agosto de 1968 por las tropas soviéticas y de algunos países del Pacto de Varsovia fue recordada entre muchas otras actividades con una conferencia internacional. Una de las panelistas fue la antropóloga de origen checoslovaco Daniela Spenser.

El primer golpe llegó el 21 de agosto de ese mismo año, cuando el Ejército de la Unión Soviética invadió Checoslovaquia, asfixiando con las armas en la mano los intentos del país por la democratización. Daniela Spenser contó a Radio Praga cómo ella vivió esa etapa de la historia.

“A las 3 de la mañana ya el 21 de agosto mi mamá llegó a mi cuarto y me dijo, abre la ventana, nos están invadiendo y de veras eran unos rugidos a las 3 de la mañana de los aviones, cargados con tanques y soldados, aterrizaron y allí se acabó. Recuerdo que caminábamos por las calles y vimos tanques y era horrible y yo no hablaba con los soldados, pero ya sabemos esas historias de que había muchos que hablaban con ellos, y que cambiaban las señales de las calles y escribían sobre las paredes“.

El hecho de que Alexander Dubček, líder del movimiento reformista, volviera de la reunión con la Unión Soviética y anunciara que había que subordinarse al país invasor, fue decisivo.

En los restaurantes se sigue sin fumar

Foto: ČT24Foto: ČT24 Batalla campal. Así podemos llamar los enfrentamientos entre fumadores y no fumadores de la República Checa. Inmensos e interminables fueron los debates sobre la prohibición de fumar en lugares públicos. El foco de tensión fue la prohibición en bares y restaurantes, pero al fin y al cabo se cumplió el primer año sin humo y, a pesar de algunos intentos por volver atrás, todo indica que el aire no viciado terminará ganando.

La percepción de los checos sobre el tabaquismo ha cambiado bastante durante los últimos años. Uno de los datos más llamativos de la encuesta realizada por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Carolina, es que el número de fumadores que se dan cuenta de que su vicio puede ser algo desagradable para la gente que no fuma subió del 28% en 2012 al 41% en 2018.

De acuerdo con Denisa Hejlová, encargada de la encuesta, la ley está cambiando la opinión pública y los fumadores le tienen más respeto a la gente que no fuma.

“Los fumadores han empezado a cambiar de opinión y les resulta más fácil entender que en realidad son ellos los que deberían adaptarse en los ambientes donde hay personas que no fuman”.

Los checos descubren que pueden ser felices

Foto: rawpixel, PixabayFoto: rawpixel, Pixabay Los altibajos, las luces y las sombras de las que fuimos testigos a lo largo del 2018 fueron superados en la mayoría de los casos. La buena noticia es que los checos nunca antes habían estado tan contentos y felices como el año pasado, tal y como lo indicara la Encueta Europea de Valores.

Los checos nunca han estado tan contentos como ahora. Este es el resultado del sondeo realizado en el marco de la Encuesta Europea de Valores. Mientras que en 1991, cuando se efectuó la primera investigación de este tipo en la entonces Checoslovaquia, un 78% de la población dijo que se sentía feliz, hoy en día responde así un 90% de los encuestados.

En este sentido se puede decir que los checos han llegado a un nivel de felicidad que se suele registrar en los países occidentales como Francia, Bélgica y Suiza. Petr Fučík, sociólogo de la Universidad Masaryk de Brno, comentó sobre otras de las tendencias en la sociedad.

“Las conclusiones de este tipo son siempre generalizadoras, ya que en lo que se refiere a los valores, los checos presentan una gran diversidad. Sin embargo, podemos decir que durante los últimos 20 años, hemos llegado a ser más tolerantes en los asuntos familiares como divorcios y convivencia fuera del matrimonio. Sin embargo, al mismo tiempo somos cada vez más xenófobos”.

...

01-01-2019