El otoño checo es multicolor

03-11-2005

No se imaginan, amigos, que bien lo pasé la semana pasada. Estuve unos días en Bohemia del Sur disfrutando del aire puro y la naturaleza virgen que todavía se puede hallar en esa región. Y llegué a convencerme una vez más de que el otoño checo es multicolor, o sea "barevný".

Recordemos que otoño se dice en checo "podzim". Si a estas alturas del año te encuentras en la República Checa en medio de la naturaleza o, estando en una ciudad visitas un parque, de pronto te ves rodeada por un abanico de colores. Color en checo es "barva". Basta observar a tu derredor, levantar un poco la mirada hacia los árboles, "stromy".

Sí, con la llegada del otoño, el color "barva" de las hojas, "listí" de los árboles, "stromů", comienza a cambiar.

Y las hojas de algunos árboles son realmente multiciolores, para lo cual en checo también se puede utilizar la expresión "září všemi barvami" o sea, brilla con todos los colores. Y en Bohemia del Sur y también en Moravia del Norte, con paisajes de una naturaleza espectacular, a uno le da la impresión de encontrarse en un cuento de hadas, "v pohádce".

Aprendamos a decir ahora los diferentes colores en checo. Y comencemos por los colores típicos del otoño checo, o sea, el marrón o también color café, "hnědá", el dorado, "zlatá" el rojo "červená", el amarillo, "žlutá" y el verde "zelená", todos estos adjetivos que terminan en a, ya que color, "barva", en checo es femenino.

Sí, es muy bonito observar un árbol con hojas en las que se entremezclan tantos colores. El verde "zelená", con el rojo "červená", con el amarillo "žlutá" e incluso el dorado "zlatá" y, en parte también con el marrón, o el color café, "hnědá". Y ya que hablamos de los colores, no podemos quedarnos a mitad de camino "v půli cesty". Y ello independientemente de si los demás colores tienen o no algo que ver con el otoño.

Entonces, el azul es "modrá", el blanco "bílá", el negro "černá".....

El violeta se dice "fialová", el gris "šedá", el naranja "oranžová", y el rosado se dice en checo "růžová".

Para finalizar esta clase de checo dedicada a los colores, no olvidemos el color plata "stříbrná" que, junto con el dorado "zlatá" aparecen frecuentemente en los cuentos de hadas, por ejemplo.

Las mujeres solemos emplearlos también al visitar una orfebrería, ya que oro, se dice en checo "zlato" y la plata es "stříbro". Un collar de oro se dice en checo "zlatý náhrdelník", mientras que una pulsera de plata es "stříbrný náramek". Pero éste sería ya tema para otra lección.

Esperamos, amigos, que con la lección de hoy de checo les hayamos permitido avanzar en el aprendizaje de este idioma eslavo.

Ahora a rememorar todo y... muy importante igualmente es practicar. A ver por eso si algún vecino no estará aprendiendo también el checo con Radio Praga y dispuesto a practicarlo con usted.

¡Hasta dentro de una semana en Hable Checo con Radio Praga!

03-11-2005