Jugando con el diablo

22-09-2005

En el idioma checo la palabra "cert - diablo - figura en muchos giros y dichos. En esta lección les enseñaremos algunos de ellos. La lección será fácil para que Uds. no nos digan: "¡Váyanse al diablo con el cert!"

Tienes razón. Lo curioso es que en el lenguaje coloquial los

"Její kolegové jsou drbny." Sus colegas son unos chismosos.

"Drbny?" ¿Chismosos?

Sí. "Ať nemalují čerta na zeď" !

"Ať nemalují čerta na zeď ?" ¿Qué quiere decir?

Textualmente es: ¡Que no pinten al diablo en la pared! Este dicho lo utilizamos al referirnos a pronósticos catastrofistas. El dicho se parece al español "El diablo no es tan feo como lo pintan".

Me doy cuenta de que en el idioma checo "čert" - diablo - figura en muchos giros y dichos.

"čerti" - diablos - abundan mientras que los ángeles son mucho menos frecuentes. De vez en cuando interviene en nuestra vida "anděl strážný" - ángel de la guarda. Los hombres se enamoran a veces de un "padlý anděl" - ángel caído.

En contrapartida, el "čert" nos acompaña a cada paso. Cuando algo no nos sale bien solemos desahogarnos: "K čertu!" ¡Al diablo! Si alguien nos enoja decimos: "Jdi k čertu!" ¡Vete al diablo!

Es un giro útil para las disputas familiares - rodinné hádky. Abarcando a toda la familia uno puede exclamar: "Jděte všichni k čertu!" ¡Váyanse todos al diablo!

Terminada la disputa en un empate, uno puede pensar de sus familiares: "K čertu s nimi!" ¡Que se los lleve el demonio!

Y el diablo puede presentarse de inmediato para cumplir este deseo, porque la incidencia de los "čerti" -los diablos- en las tierras checas es enorme en comparación con los países vecinos. Ésta es por lo menos la conclusión a la que ha llegado una expedición por las huellas del "čert", organizada por el periodista y senador Jaromír Št"tina.

"Čerti jsou padlí andělé" - Los diablos son los ángeles caídos. Jaromír Štština afirma que los "čerti" cayeron directamente del cielo a Bohemia. En busca de sus huellas el periodista recorrió mil kilómetros con un carro tirado por caballos y recogió 500 historias sobre los "čerti". "Čertům" - a los diablos - les gusta, entre otros, el castillo de Rabí donde se aparecen montando en chivos, cerdos y gallos negros.

El diablo es omnipresente y puede saltar hasta de los ojos de nuestra pareja, sobre todo si es "kvítko z čertovy zahrádky"-textualmente flor del huerto del diablo. Hay muchos a quienes les gusta jugar con el diablo - "s čertem si hrát".

22-09-2005