La cuarentena en checo

03-04-2020

¡Hola amantes de la lengua checa! Si disponen de más tiempo libre durante la cuarentena, qué mejor que aprovecharlo para perfeccionar su checo.

Foto: ČTK/David TanečekFoto: ČTK/David Taneček Hola Ivana, ¿cómo estás pasando la cuarentena -karanténa-? ¿Puedes trabajar desde casa? -můžeš pracovat z domova-?

Foto: inelightarts, Pixabay / CC0Foto: inelightarts, Pixabay / CC0 Sí, afortunadamente -naštěstí- nos permiten el teletrabajo -práce na dálku-, pero creo que pronto me voy a volver loca -zblázním se-. Las escuelas están cerradas -školy jsou zavřené- y si de verdad no abren hasta septiembre, creo que tendré que considerar la adopción. La única ventaja es que encerrado en casa -zavřený doma-, mi esposo no tiene más excusas -už nemá výmluvy- para aplazar las tareas pendientes del hogar que le pido desde hace tiempo, como montar unos muebles, colgar unas estanterías, etcétera. ¿Y tú cómo estás? ¿Estás aprovechando el tiempo libre -volný čas- para aprender a cocinar -vařit- para que, por fin, te puedas casar? Pues sí, pero lo único que pongo a cocer son las mascarillas -roušky-.

Perdona, ¿qué? -Promiñ, cože?-.

Como es obligatorio -je povinné- llevar la mascarilla -nosit roušku- en todos los lugares públicos -veřejná prostranství-, después de usarla la tengo que esterilizar -sterilizovat- pasándola por el agua hirviendo. ¡Es muy pesado! -Je to otrava!-.

Foto: Juraj Varga, Pixabay / CC0Foto: Juraj Varga, Pixabay / CC0 No lo dudo -o tom nepochybuji-. Anteriormente antes de salir de casa solamente había que llevar el celular -mobil-, la cartera -peněženka- y las llaves -klíče-, mientras que ahora hay que llevar también el gel desinfectante -dezinfekční gel-, las gafas -brýle- y los guantes -rukavice-.

Y yo también una gorra -čepice-, ya que se está notando demasiado que no se puede ir a la peluquería -kadeřnictví-. La única ventaja -výhoda- es que ahorro el tiempo que dedicaba a maquillarme -líčit se-. Con la mascarilla no hace falta -není třeba-.

También en el supermercado -supermarket- o en el transporte público -hromadná doprava- hay que tener en mente mantener la distancia -držet rozestup- de al menos 1.5 metros. De hecho, ¿sabes que está prohibido -je zakázáno- la agrupación de más de dos personas en la calle? Te aviso porque te conozco y sé que te gusta juntarte con tus amigos.

No te preocupes -nedělej si starosti-. Primero, no me quiero contagiar -nechci se nakazit- ni poner en peligro -ohrozit a nadie más. Es que dicen que uno puede ser transmisor -přenašeč- del virus sin apenas tener síntomas -příznaky-.

De hecho, ¿sabes qué tienes que hacer si te sientes mal -cítíš se špatně-, tienes tos -kašel-, fatiga -dušnost- y temperatura alta -vysoká horečka-?

¿Rezar? -Modlit se?-

Foto: ČTK / Dalibor GlückFoto: ČTK / Dalibor Glück Lo primero es quedarte en casa -zůstat doma-, llamar al médico -zavolat doktorovi- y comentárselo. Probablemente te dé la licencia por enfermedad -nemocenská- y te vayan a hacer una prueba -otestují tě-. Y claro, deberías evitar contacto con otras personas -vyvarovat se kontaktu s lidmi-.

El aislamiento social -sociální izolace- es lo que más me molesta. Ni sabes qué ganas tengo de reunirme con mis amigos -sejít se s přáteli-, tomar una cerveza -dát si pivo- o ir a un concierto -jít na koncert-. Antes solía buscar excusas cuando no me apetecía salir y ahora lo daría todo por un poco de entretenimiento fuera.

Busca el lado positivo -hledej pozitivní stránku-. Por fin tienes tiempo para aprender algo nuevo -naučit se něco nového-, hacer ejercicio -cvičit- o lavar las ventanas -umýt okna-. Claro, las ventanas. Esta es la otra tarea que tenía preparada para mi esposo. Le voy a avisar, luego hablamos.

03-04-2020