La epidemia del gimnasio

20-03-2015

¿También les parece que cada vez más gente se engancha al gimnasio? Si es también su caso, les convendrá esta nueva lección de checo de Radio Praga en la que les presentaremos el vocabulario relacionado con ese hobby.

Foto ilustrativa: Archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: Archivo de Radio Praga ¿No quieres acompañarme al gimnasionechceš jít se mnou do posilovny-? Es que me aburre ir solo.

¿En serio quieres compañía o es una indirecta -narážka- a mis músculos perdidos? Qué manía con el gimnasio últimamente. Siempre cuando abro Facebook no veo más que fotos de la gente enseñando abdominales -břišní svalstvo- frente al espejo. Parece una epidemia.

¡No te quejes!nestěžuj si-. Es mejor que la gente se enganche a las endorfinas que a las amfetaminas, ¿no? El deporte es una adicción sanasport je zdravá závislost-.

Foto ilustrativa: Aaron Burden, Archivo de U.S. Navy, Public DomainFoto ilustrativa: Aaron Burden, Archivo de U.S. Navy, Public Domain Por muchas endorfinas que produzca, yo vuelvo del gimnasio deprimida. Es que ver tantos cuerpos definidos -vyrýsovaná těla- me da mucha envidia.

No seas envidiosa -nebuď závistivá- y ponte las pilas -pusť se do toho-. Ya es hora de empezar -je čas začít-.

La verdad es que un par de visitas no me vendrían mal -pár návštěv by mi neuškodilo-. Necesito tonificar -posílit- los músculos -svaly- y perder peso -shodit váhu-. Pero es que las máquinas de musculación -posilovací stroje- me parecen más bien unos instrumentos de tortura -mučicí nástroje-. La última vez me caí de una cinta de correr -běžecký pás-, que corría más rápido que yo, y cuando me refugié a hacer músculos a una polea -kladka-, considerándola más segura, no me fijé en que la carga -zátěž- fue demasiado pesada, así que acabé con un músculo lesionado -natažený sval-.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga ¡Qué torpe! -Ty jsi nešika!-. Entonces te recomiendo que empieces el entrenamiento -trénink- con una bicicleta elíptica, que es buena para el calentamiento -zahřátí-. Para tonificar los músculos es bueno el remo -veslovací trenažér-, que te hace fortalecer -posílit- los brazos -paže- y las piernas -nohy- como si estuvieses remando en una canoa. Y para las pantorillas -lýtka-, muslos -stehna- y los glúteos -hýžďové svaly- conviene la escaladora.

A ver si no me sale más barato subir todos los días la escalera de mi casa, que vivo en la décima planta. De hecho, ¿qué es mejor? Comprar una entrada -jednorázové vstupné- para cada visita o un abono -permanentka-.

Foto ilustrativa: CzechTourismFoto ilustrativa: CzechTourism Lógicamente el abono te saldrá más económico. Siempre y cuando no compres un abono de un año -roční permanentka- y te rindas después de la tercera visita. En muchos gimnasios los abonos no incluyen solamente la entrada en la zona de máquinas -posilovací zóna-, sino también clases dirigidas -skupinové lekce- como danza de vientre -břišní tanec-, aeróbicos, pilates, zumba, yoga, ..

Vaya nombres. Parecen enfermedades. Pues yo prefiero que el abono incluya entrada a la piscina -bazén-, jacuzzi -vířivka-, sauna y la cámara de vapor -parní komora-. Que después de la musculación -posilování- es relajanterelaxační-.

Foto ilustrativa: Elena Horálková, Archivo de ČRoFoto ilustrativa: Elena Horálková, Archivo de ČRo Pero no te olvides que antes y después del ejercicio -cvičení- es imprescindible hacer un ciudadoso estiramiento -důkladné protažení- para que no tengas muchas agujetas el día siguiente.

Yo creo que después del ejercicio lo mejor es ir a tomar unas cervezas. Que quemar tantas caloríasspálit kalorie- a la vez podría causar una gran sorpresa para el cuerpo, y eso tampoco es sano.

20-03-2015