La naturaleza cambió de color con la llegada del otoño

13-10-2011

Este año hemos gozado en Europa Central de un largo verano. El sol y el calor nos acompañaron hasta comienzos de octubre, cuando otras veces suelen haber temperaturas de menos de diez grados. Sin embargo, esta semana el otoño irrumpió bruscamente en estos territorios y trajo lluvias, cielos cubiertos y una baja en las temperaturas. El otoño es también el tema de esta lección de checo en Radio Praga.

Llegó el otoñonastal podzim-. ¡Qué mala noticia! -jaká špatná zpráva- y ¡qué frío hace! -a jaká je zima!-

Pero si el termómetro marcateploměr ukazuje- más de 10°C, lo que no es nada de fríonení to žádná zima- para estos territorios.

Sí, pero me acostumbré a los días soleadosslunečné dny- y me es difícil adaptarme a los bruscos cambios del tiemponáhlé změny počasí-. Esta semana el cielo está cubiertonebe je zatažené- en forma permanente y llueve a cada ratoprší každou chvíli-.

Para mí lo peor son las madrugadasrána- y las tardesodpoledne-, ya que el sol se levanta tardeslunce vychází pozdě- y uno tiene que levantarse a trabajar cuando afuera está todo oscuro todavíavenku je všude tma-. Y lo mismo pasa en la tarde. Vuelves a casa del trabajo y ya está oscureciendouž se stmívá-.

Así son el otoñopodzim- y el inviernozima- en estas latitudes. Pero todo tiene su lado bueno. A mí el otoño no me gusta por el frío, pero sí por los cambios que trae a la naturaleza.

El mayor cambio que registro con la llegada del otoño es que baja la temperatura del aireklesá teplota vzduchu- y comienzan a soplar vientos fríos -začíná foukat studený vítr-.

Eso es cierto, pero hay que ser positivobýt pozitivní- y centrar la atención en cosas bonitas. Por ejemplo, fíjate como van cambiando de color las hojas en los árbolesjak listí na stromech mění barvu-. Basta visitar algún parque en Praga o salir a un bosque en las afueras de la capital. Uno queda asombrado por la multitud de colores de las hojas de los árboles, que abarcan el amarilložlutá-, el rojočervená-, el verdezelená- y el marrón -hnědá-.

Yo suelo estar tan decaído por el frío que no me fijo en los cambiosnevšímám si změn- en la naturaleza -v přírodě-.

Te pierdes mucho con esa negativa posturanegativní přístup- pero es tu problema. Lo importante es que nuestros oyentes aprendan algunas palabras relacionadas con el otoño -podzim-.

Y que este termine pronto, al igual que el inviernozima- para que nuevamente podamos disfrutar del solslunce- y el calorhorko- durante la primaverajaro- y el veranoléto-.

En algo al menos puedo ayudarte. Para el calor te recomiendo ponerte un abrigo de pieleskožešinový kabát- y para poder gozar del sol lo que puedes hacer es visitar un centro de bronceadosolárium- y allí tomar baños de sol.

¡Gracias por tus consejos! ¡Qué más podía esperar de ti! Ustedes, amigos, no olviden repasar la lección de hoy y recuerden que dentro de una semana podrán asistir por medio de Radio Praga a una nueva clase de checo. ¡Hasta entonces!

13-10-2011