La Química y los filtros de amor

31-03-2005

Diana y Eva les enseñarán cómo se prepara "nápoj lásky"- "filtro de amor" a la checa, y de paso aprenderemos algunos términos de la Química.



Yo sé, Diana, que tu ambición es competir con el profesor Snape de la escuela de magia de Hogwarts, escenario del aprendizaje de Harry Potter. Me parece, sin embargo, que antes de iniciarte en la preparación de pociones, te hace falta aprender algo de Química. ¿Qué significa la palabra kyslík?

Kyslík? Oxígeno.

Muy bien, Diana. ¿Y qué es vodík?

Vodík es hidrógeno. El término está relacionado con la palabra voda - agua. Al combinarse con el oxígeno - kyslík - forma el agua.

Conoces seguramente también los metales. Železo...

Železo es hierro. Stříbro es plata. Zlato es oro.

Puedes incorporar a tu vocabulario también carbono- uhlík y silicio- křemík.

Křemík? ¿Qué falta me hace el křemík? Yo no quiero ser fabricante de transistores. A mí me interesa la preparación de filtros. La química del amor- chemie lásky. Esto me apasiona, Eva.

Pero, Diana, debes aprender el nombre de por lo menos un compuesto químico, por ejemplo, kyselina sírová- ácido sulfúrico.

Kyselina sírová? ¿Ácido sulfúrico? Te pido que me des ahora mismo una receta de algún filtro de amor.

Recept na nápoj lásky...Receta de un filtro de amor podle české lidové tradice... según la tradición popular checa.

Nasbírají se čtyřlístky jetele... Se recogen tréboles de cuatro hojas... a dají se do vína... y se maceran en vino. Pak se dají vypít osobě... Después se dará de beber a la persona jejíž lásku chceme získat... cuyo amor queremos conquistar.

Diana, por más que instistas no poseo otra receta para un filtro de amor. Sólo conozco un remedio contra la calvicie - proti plešatosti. Pero te doy un consejo. Si quieres saber más, visita la casa de Fausto- Faustův dům, en la Plaza de Carlos, en la Ciudad Nueva de Praga, donde se dan la mano la alquimia, la química y la magia. Según me ha contado una ex redactora de Radio Praga, al atardecer deambulan por los pasillos de la Casa de Fausto el príncipe de Opava, el alquimista Edward Kelley y el noble Mladota de Solopysky, que allí realizaban curiosos experimentos.

31-03-2005