La vida checa en números

07-08-2003

IMPORTANTE Para visualizar de forma apropiada los caracteres del alfabeto checo es necesario seleccionar la opción "Central European Languages (ISO)" en el menú de su navegador.

Ahoj, milí studenti! ¡Hola, estimados estudiantes! Ya estamos aquí, ofreciéndoles otra lección del idioma checo.

Otra lección del idioma checo - dal¹í lekci èe¹tiny [dalshi lektzi cheshtjiny]. ¿Ven, amigos?, hay en nuestra lengua palabras que se parecen a las voces españolas. Acaban de aprender una de ellas - lekce [lektze]- que significa lección.

¿Y eso de "èe¹tiny"?

Sí, ahora lo explicamos. El idioma checo, o sea el checo es èe¹tina [cheshtjina]. Pero empecemos ya con el tema de la lección - lekce - de hoy.

Vale. Hoy seguiremos con los números. En una de las lecciones anteriores aprendieron a contar hasta cinco: jedna, dvì, tøi, ètyøi, pìt.

Seis es en checo ¹est [shest]. A las seis - ¹est - una considerable parte de los checos inicia su jornada laboral. Es un hábito que heredamos de los tiempos del emperador austro-húngaro Francisco José I.

Siete se dice en checo sedm [sedum]. A las siete - sedm - suelen abrir sus puertas las tiendas de comestibles en la República Checa.

Ocho se dice en checo osm [osum]. A las ocho - osm - empiezan las clases de los escolares checos.

Las oficinas administrativas en este país abren habitualmente a las nueve. Nueve es en checo devìt [devyet].

Diez se dice deset [deset]. La República Checa tiene unos diez - deset - millones de habitantes.

Once se dice en checo jedenáct [yedenatzt]. Erase una vez un pobre labrador, llamado Klapzuba, que tenía once - jedenáct - hijos. Así empieza el gracioso libro sobre uno de los deportes más populares checos - el fútbol.

A propósito, fútbol es en checo fotbal [fotbal]. Muy fácil, ¿no?

El autor de ese libro, el escritor Eduard Bass, narra la historia del padre Klapzuba, quien no pudiendo por su pobreza dar a sus hijos otra formación profesional, les enseñó a jugar al fútbol, formando así la mejor selección de fútbol del mundo.

¿Que no lo sabían y han escuchado el nombre Klapzuba por primera vez en su vida? Pues, bien, amigos, otro motivo más para seguir aprendiendo checo: podrán leer el libro sobre la milagrosa selección de fútbol, que surgió en la fantasía del escritor Eduard Bass, Uds. mismos.

Bueno, amigos, paciencia, no pierdan el entusiasmo y ¡hasta otra lección - lekce de checo.

07-08-2003