San Nicolás, el diablo y el ángel visitaron a los niños checos

08-12-2005

Sí, y lo acompañan un diablo "do pekla"..... Cuando entramos, nos quedamos las dos tiesas, porque nos rodearon unos cuantos diablos "čerti", quienes nos amenazaron con dejarnos para siempre en el infierno si no les cantábamos alguna canción.

Me imagino, que prefirieron cantarles algo...

Naturalmente. Creo que fue mi hija la que logró como primera superar el susto "překonat leknutí" y comenzó a entonar una canción. Yo la acompañé luego, gracias a lo cual los diablos nos dejaron salir del infierno, pero insisto en que fue una vivencia inolvidable para las dos.

Pero, ¿cómo fue eso de que llegaron a visitar el infierno?

En la República Checa el 5 de diciembre, en vísperas del onomástico de San Nicolás, "Svatý Mikuláš", éste suele visitar los hogares y traer golosinas "sladkosti" y frutas "ovoce" a los niños.

"čert" y un ángel "anděl". El diablo suele tener una cola larga "dlouhý ocas" y también pezuñas "kopyta" en los pies. Lleva un saco grande "velký pytel", para meter en él a los niños traviesos. Lo he visto andando el 5 de diciembre por las calles de Praga y es verdad que da miedo.

Mi hija y yo fuimos invitadas este año a una fiesta de San Nicolás a una finca en las afueras de Praga. Para llegar al lugar donde se encontraba San Nicolás y el ángel, había que pasar primero por el infierno, o sea, entrar a una bodega transformada en infierno. Pero fue algo tan bien hecho que con los niños el susto lo corrimos también los adultos. Los niños fueron recompensados luego por su valentía por San Nicolás y el ángel y recibieron muchos regalos.

No obstante, la tradición en la República Checa es que San Nicolás, el diablo y el ángel visitan las casas de los niños. El 5 de diciembre por la tarde, los pequeños esperan con impaciencia su llegada. A veces incluso se asoman por la puerta y llaman en voz alta a San Nicolás para que se apresure.

El diablo que acompaña a San Nicolás hace sonar una cadena de hierro "železný řetěz" y saca la lengua "vyplazuje jazyk" para asustar a los niños. Pero San Nicolás suele mandar al diablo de vuelta al infierno, afirmando que los niños se han portado bien durante todo el año. Los niños, a su vez, suelen recitarle a San Nicolás un poema o cantarle una canción. Entonces San Nicolás comienza a sacar regalos "dárky" de un enorme cesto "obrovský koš" que trae y, junto con el ángel, los reparten entre los niños.

En algunos hogares, el cinco de diciembre por la noche los niños cuelgan en la ventana un calcetín especial de gran tamaño "velikánskou punčochu" y al día siguiente encuentran en él golosinas, nueces y frutas que les ha dejado allí San Nicolás.

Me enteré de que los niños traviesos "zlobivé" suelen encontrar en el calcetín también papas "brambory" y pedazos de carbón "uhlí", en tanto que castigo simbólico por las travesuras.

Así es, pero algunos niños, mi hija por ejemplo, no lo conciben como un castigo, sino que se alegran de que mamá pueda cocinar un plato de papas para el almuerzo y que el carbón sirva para cargar la chimenea en nuestra casa de campo.

Bueno, amigos, aquí termina esta lección de checo en Radio Praga, en la que les hemos enseñado algunas palabras relacionadas con la tradición checa de celebrar el onomástico de San Nicolás.

08-12-2005