Visitamos una cafetería

10-04-2003

IMPORTANTE Para visualizar de forma apropiada los caracteres del alfabeto checo es necesario seleccionar la opción "Central European Languages (ISO)" en el menú de su navegador.

Ahoj a todos los oyentes que se decidieron aprender las bases del checo. Me imagino que el Hola en este caso ya podemos excluirlo, ya que con la lección anterior habrán aprendido los saludos en checo.

En esta ocasión y, tras haber dominado los saludos, podríamos visitar una cafetería para poder invitar a una amiga o a un amigo a un café, por ejemplo. ¿Qué les parece, amigos?

Vamos a una cafetería. Diríamos en checo Jdeme do kavárny.

Entramos y buscamos una mesa. Nos sentamos y esperamos que se nos acerque un mozo o una moza. En checo son èí¹ník y èí¹nice. Creo que preferirán esperar que se les acerquen para no tener que pronunciar esas palabras, verdad.

Al llegar el mozo, primero, naturalmente le saludamos Dobrý den o sea Buenos días en español o Dobrý veèer, que es Buenas tardes o Buenas noches. Esta parte ya la dominan de la lección anterior. Luego utilizamos la palabra Prosím, Por favor en español y ya podemos pedir, por ejemplo, dos tazas de café. En checo basta decir, Prosím dvì kávy.

No, no, no es tan fácil, porque si lo piden así, en la mayoría de las cafeterías checas les traerán el llamado café turco, muy popular en este país. Pero creo que a ustedes no les gustaría. Se prepara de la siguiente manera: a una taza de mayor tamaño se echa una o dos cucharadillas de café finamente molino y luego se le agrega agua hirviente. Se deja reposar un instante y el café está listo.

Al tomarlo hay que tener cuidado para que los restos del café queden en el fondo de la taza. Así que, amigos, al pedir dos cafés en la República Checa recomendamos decir Dvì kávy presso, prosím que son los cafés en tazas pequeñas que, imaginamos, acostumbra tomar la mayoría de ustedes.

Para pedir un té deben decir Jeden èaj, prosím y si desean té con limón, hay que decir Jeden èaj s citrónem, prosím. Lo más difícil puede resultar para ustedes pedir helado. La palabra Helado puede ser un trabalenguas. Pero intenten y pidan Zmrzlina.

Si prefieren un pedazo de torta u otro dulce, hay que pedir Zákusek. Los dulces checos son deliciosos, se los recomiendo. Además, Zákusek no es una palabra tan dífícil de pronunciar.

Y ahora, en buena compañía, disfrutemos ya del agradable ambiente de la cafetería y de la Zmrzlina o del Zákusek, acompañados del èaj o de la Káva presso.

Buen provecho, Dobrou chu» en checo, y Nashledanou o Hasta luego, en una nueva edición de Hable Checo con Radio Praga.

10-04-2003