Chileno en Liga de fútbol checa

03-08-2005

Nos acompaña el chileno de origen checo, David Laoun Schott, quien desde hace algunas semanas reside en la República Checa. Su pasión es el fútbol y esa es la principal razón que lo ha hecho radicarse en este país. Desde hace unas semanas, este santiaguino de 18 años comenzó a entrenar en las divisiones juveniles del Slavia de Praga, para posteriormente trasladarse al equipo del Marila Pribram.

¿Cuáles son tus primeras impresiones de la República Checa?

"Me parece que es un país muy avanzado en comparación con otros donde he estado anteriormente. Para ser sincero, tenía la idea de que la República Checa era muy antigua y pobre, lo que no es así. Además de la belleza de su arquitectura, su gente es muy carismática y acogedora".

¿Esa imagen que tenías anteriormente se debe a lo que fue este país bajo el régimen comunista?

"Exactamente, esa era la imagen que tenía. Pensé que aún seguía siendo así, pero hay que decir que ya han pasado 15 años desde que se produjeran los cambios y ello se nota".

¿Se puede decir que te has llevado una sorpresa tras llegar a Praga?

"Si, una gran sorpresa. Muy grata por cierto. Yo pensaba que se trataba de un país muy rural, esa era la imagen que tenía. Pero considero que la sociedad checa es muy moderna y se encuentra muy bien constituida".

Entiendo que desciendes de una familia checa...

"... claro, mi abuelo emigró a Chile a mediados del siglo pasado después de pelear en la Segunda Guerra Mundial. Tenía entonces 14 años, si mal no recuerdo fue en 1949. Llegó al sur de Chile, a Puerto Montt, participando de un proyecto de colonización de esa zona. Ahí mi abuelo formó familia y tuvo seis hijas, una de ellas es mi madre. Y al venir acá he querido también reunirme con esa familia nuestra. Ellos residen en Pilsen".

¿Has tenido la posibilidad de verte ya con ellos?

"Todavía no, porque estoy recién llegado, pero pretendo hacerlo con el tiempo".

Aprovecho la oportunidad para comentarle a nuestra audiencia que tu principal objetivo a sido venir a jugar fútbol a la República Checa. Incluso estás entrenando con uno de los equipos más grandes del país, el Slavia de Praga.

¿Podrías comentarnos cómo partió la idea de probar suerte en el fútbol checo?

"Por el momento me hallo en un período de prueba ya que el fútbol acá es diferente. Ello debido al físico de los jugadores, su estatura, velocidad, etc. Sin embargo, desde el punto de vista técnico me atrevo a decir que no son tan buenos como nosotros. Es difícil también por el clima, afecta muchísimo, las condiciones de las canchas son distintas. Lo que creo es que la República Checa es una suerte de país vitrina para saltar a otra liga más grande... ello siendo que los checos son muy buenos. En general, me parece que las selecciones europeas son mejores que las sudamericanas. Y su organización es mucho mejor..."

...los clubes europeos disponen además de mayores recursos económicos.

"Absolutamente, ello debido a las inversiones que realizan en los respectivos clubes".

¿Piensas que la cantidad de sudamericanos que juegan en las ligas europeas influyen en el buen nivel futbolístico de los clubes?

"Si, pero no existiría ese buen fútbol de no ser por la mentalidad europea a la hora de organizar los equipos. Si no existiera la organización necesaria para administrar bien los dineros, la mantención de las canchas o la preocupación por los jugadores, los clubes no estarían como están. Lo que los europeos van a buscar a Sudamérica es la técnica, si los europeos tuvieran esa técnica serían los mejores del mundo. Es decir, ellos nos preparan fisicamente y por eso llegamos a ser tan buenos".

03-08-2005