"El "gulash" nos hacía sudar mucho"

24-08-2005

Esta vez conversamos con Peter Kopa, un empresario paraguayo de origen checo, que desde hace catorce años desarrolla actividades en la República Checa en la esfera de compra y venta de inmuebles.

¿Qué es lo que más le impresionó cuando llegó a la República Checa?

"Tendría que hacer un poco de memoria pero fue en 1991, poco después de la "Revolución de Terciopelo". Este país tenía fama de ser muy interesante para inversores. Los precios estaban muy bajos y eso me movió a ir viniendo cada mes durante un año y cada vez que llegaba con el avión tenía la impresión de salir de una máquina del tiempo y de estar como 40-50 años movido hacia atrás. El aeropuerto era entonces muy feito, pequeño... Lo digo en un sentido positivo porque ahora todo eso cambió. Este país ha dado un paso maravilloso hacia adelante. También me impresionó la belleza del país, el nivel cultural. Además, Praga es un sitio que fascina mucho."

¿Qué es lo fascinante según su opinión?

Ceský KrumlovCeský Krumlov "La belleza estética, los rincones, los arcos, el Puente de Carlos. La vista de la ciudad desde la calle Smetanovo nábrezí, donde los turistas pasan todo el día haciendo fotos. Eso es lo que más me gusta y también el alto nivel cultural de los checos, algo que no es normal en otro sitio. Aquí uno puede encontrarse con un albañil o con un artesano que entiende perfectamente música clásica y ha leído grandes obras clásicas".

¿Conoce, además de Praga, otros lugares de la República Checa?

"Conozco bastante Brno y Hradec Králové y, por supuesto, Ceský Krumlov".

¿Tiene un lugar preferido?

"Yo diría Ceský Krumlov. Es un lugar que tiene mucho encanto. Al lado de las ciudades lo que más me gusta es la naturaleza de la República Checa - la alternancia de bosques profundos y prados. eso es algo muy bonito".

¿Qué opina sobre la cocina y la cerveza checas?

"El problema es que los platos checos son muy fuertes y eso hace que la gente engorde. Pero aparte de eso, yo me crié con la cocina checa en Paraguay. Yo recuerdo que en días de mucho calor mi madre hacía, por ejemplo, el "gulash" lo que nos hacía sudar mucho. La cerveza checa me gusta, pero no soy de los que beben un litro al día".

¿Cree que la República Checa es un buen lugar para vivir?

"Sí, muy bueno. Pero con esto no se convence a nadie. Hay que venir y verlo. Por ejemplo, recientemente vino a visitarme un amigo a se quedó impresionado. Dijo que no tenía nada que ver la República Checa con lo que había leído sobre ella. Que es otra cosa venir y ver con sus propios ojos. De manera que es importante que la gente venga y conozca este paraíso perdido que tiene también sus defectos y sus limitaciones como todas partes. Pero yo creo que está muy bien."

24-08-2005