16-07-2003

Esta vez conversamos con Víctor Manuel Blanco, un empresario español que vive desde hace un año en Praga.

¿Qué actividades empresariales desarrolla en la República Checa?

"Con un español y un latino tenemos una agencia receptiva de viajes. Traemos españoles a Praga, a la República Checa y a esta zona en general porque trabajamos también con Hungría y Austria."

¿Desde hace cuantos años vive en la República Checa?

"Vine en marzo del año pasado."

¿Y sus impresiones de la República Checa?

"Muy bonita. Praga es preciosa."

¿Cómo se acostumbró a la cocina checa?

"Sin problemas. A mí me gusta la comida checa, particularmente las sopas."

¿Y la cerveza checa?

"La mejor del mundo."

¿Cómo le va con el idioma?

"Entiendo ya bastante y hablo un poquito. Es un idioma difícil con siete declinaciones. Pero lo más difícil resulta escribirlo."

¿Qué opina sobre la vida cultural en Praga?

"La gente aquí el muy culta. Y como ciudad - para pasear es preciosa. Todo lo que es la zona peatonal, el Puente de Carlos, el Castillo de Praga - todo es una maravilla. Quizás lo que echo de menos es el típico bar español de cañas."

¿A qué no se ha podido acostumbrar?

"Un poco a la mentalidad de la gente y de los trabajadores."

¿Tiene amigos checos?

"Sí, no muchos pero tengo varios amigos con los que salgo a veces a tomar cerveza."