30-07-2003

Vacaciones, ello significa sol, playa, el "dulce no hacer nada". Pero hay quienes optan por una manera más activa de cómo pasar esos días de descanso. Cada verano se sientan a los pupitres de la Universidad Carolina de Praga decenas de estudiantes de todo el mundo para aprender el idioma checo y conocer este país. Uno de ellos es Sergio Argul, de España.