09-05-2007

En el programa de hoy tenemos como invitado al mexicano de origen checo Fredo Arias King, quien es licenciado en relaciones internacionales y estudios de Rusia y Europa Oriental, de la Universidad de Harvard. Según le confesó a Radio Praga, ha decidido trasladarse temporalmente a la República Checa para explorar más a fondo la tierra de sus antepasados.

Bienvenido al programa, Fredo. ¿Cómo surgió la idea de radicarte en la República Checa? Tengo entendido que has estado varias veces en este país, pero es la primera vez que permanecerás por un período tan largo.

"Si, mi abuelo era checo y tenía muy buen gusto ya que se casó con una chihuahueña (risas) y el resultado de esa mezcla fue mi mamá. Venir a este país ha sido un sueño, un deseo que he tenido siempre. Venir a Praga y hacer varias cosas que tenía pensado. Después de la caída del comunismo en la región me dediqué de lleno a estudiar el tema de Rusia, de hecho sé ruso, pero checo no muy bien".

¿En tu casa no se hablaba checo?

"No, de hecho mi mamá sabe solamente dos palabras..."

¿Cuáles?

"No, preferible no pronunciarlas aquí (risas) Pero volviendo al otro tema, yo vine varias veces antes a la República Checa, pero siempre de paso, máximo una semana cada vez. Pero ahora querría pasarme una temporada más larga, trabajar con un amigo que tiene una universidad".

Dicen las "malas lenguas" que viniste a Praga a buscarte una guapa novia eslava ¿Qué hay de cierto en ello?

"Bueno, no es ningún secreto que estoy soltero y si cupido me arroja la flecha, pues... ¿por qué no? O sea que estoy abierto a esa posibilidad".

¿Qué me dices del vino checo? Te lo pregunto porque provienes de la región de Moravia, donde se produce mucho el vino.

"Si, para mí por alguna razón genética se me hace más fácil tomar vino que cerveza, a diferencia de otras personas".

Volviendo al tema de tus planes aquí en Praga. ¿Qué piensas hacer concretamente en este período? Entiendo que estarás acá medio año.

"Trabajaré con uno de los ex disidentes checos de la era del comunismo, que posteriormente se convirtió en uno de los brazos derechos del presidente Václav Havel. Fue el director de la Oficina presidencial. Su nombre es Jiri Pehe. Y a la Universidad para la que trabaja ha invitado a varios de los antiguos disidentes de la era anterior, para que enseñen de qué manera derrocaron el régimen comunista, que se hagan profesores. Yo los conozco muy bien, son todos como mi familia".

¿Y tu qué harás concretamente?

"Bueno, no pienso trabajar de tiempo completo. Fui invitado a impartir una serie de cátedras, sobre la transición en Europa del Este, sobre Latinoamérica. Y eso se enmarca en el paquete de cosas que quiero hacer en la República Checa. Otra es aprender checo, por fin, y ya hay gente que me está ayudando. Y como hablo ruso se me hará fácil, será como para un hispanohablante aprender italiano".

Y también colaborarás con Radio Praga, hay que decírselo a nuestros oyentes.

"Claro, cada vez que me inviten aquí estaré. Muchas gracias por la hospitalidad".

09-05-2007