"Los checos son los menos eslavos"

10-11-2004

Marta Guerrero Nieto, de Madrid, llegó a la República Checa hace un año. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España le concedió una plaza de lectora de español en la Universidad Carolina de Praga. Marta señaló que en su caso la elección de Praga fue casual, pero que hoy en día no se arrepiente de su decisión.

MadridMadrid ¿Sabía de antemano algo sobre la República Checa?

"Cosas de los periódicos, pero en general sabía poco sobre la vida en la República Checa. Aunque me había llamado mucho la atención Europa del Este. Quería viajar por aquí. De hecho conozco algunas otras ciudades y otros países de esta zona. Praga me resultó atractiva porque me gusta la lingüística y el círculo lingüístico de Praga es mundialmente conocido. Ahora estoy muy contenta por estar aquí, pero a priori no había muchas razones para venir".

¿Aprendió el idioma checo?

"Estoy en ello. El idioma checo es difícil. No tengo mucho tiempo para ir a un curso de checo, pero lo estoy aprendiendo poco a poco".

¿Tiene amigos checos?

"Muchos. Sobre todo gente relacionada con el español y con las lenguas románicas".

¿Podría hacer una comparación generalizada entre estudiantes checos y españoles?

"Los estudiantes checos son más constantes. Creo que se toman la enseñanza de otra manera. Estudiar en España es más fácil. Casi todo el mundo puede optar a la Universidad. A la Universidad Carolina sólo entran unos 20 o 30 alumnos cada año para estudiar el español. Entonces, ellos tienen que esforzarse mucho para hacer lo que quieren".

¿Qué fue lo que más le impresionó cuando llegó a la República Checa?

"A parte de la maravilla que es Praga me llamó la atención la cantidad de diferencias en la vida, en el ambiente, en la comida. Todo es completamente diferente. Y sobre todo la luz. En la República Checa hay dos horas menos de luz que en España. Eso es muy difícil para una persona que está acostumbrada a que anochezca a las siete de la tarde".

¿Qué es lo que más extraña?

"Muchas cosas. La familia, los amigos y ese ambiente diferente que es, quizás, más social y amigable. Aquí te cuesta un poco encontrarlo".

¿Cómo son los checos a su juicio?

"Mucho más serios que nosotros. Conozco otros países eslavos y los checos son los menos eslavos. Tienen un carácter más serio. No son tan amigables y espontáneos".

¿Hay algo de la República Checa que posiblemente extrañará después de volver a su país?

"La vida aquí, a pesar de todo lo dicho anteriormente, me está resultando fácil porque me siento arropada por la gente y por los amigos que tengo. Gracias a ellos la vida aquí es para mí muy agradable, a pesar de que estoy lejos de mi casa. Así que echaré de menos un montón de cosas".

10-11-2004