"Me gustaría poder leer libros checos"

19-09-2007

Arturo Herrera, de México, llegó hace tres años a la República Checa por pura casualidad. Después de terminar sus estudios quiso viajar por el mundo cuando de repente se le presentó la oportunidad de trabajar en este país. Arturo se vio entusiasmado por la idea y aceptó.

¿A qué se dedica en la República Checa?

"Me dedicaba a servicios de consultoría. Pero la vida me llevó después a otras actividades. Empecé a trabajar en la Radio Acrópolis, me dediqué a la fotografía. Pero básicamente estuve trabajando en eso y estuve haciendo corresponsalías para México. Parece que dentro de poco regreso a la vida corporativa."

¿Cuál es su profesión original?

"Abogado."

¿Tiene condiciones para ejercer esta profesión en la República Checa?

"Primero se necesita legalizar el título. Aparte hay que hacer una prueba de conocimiento de derecho checo, aprender el idioma y esperar todos los trámites."

¿Cómo le va con el idioma checo?

"Me va. Como decimos en México, me revolcó la ola, pero voy saliendo a flote. A mí sí me ha costado trabajo porque la estructura es completamente diferente a idiomas que yo había estudiado. Y aparte yo tengo una forma muy diferente de aprender idiomas. Primero necesito entender las estructuras, las reglas cómo funciona y después añado el vocabulario que es algo muy fácil para mí. Pero la mayoría de la gente no lo hace así. Lo enseñan de una forma coloquial. La mayoría de los libros que yo he estudiado y profesores a los que me he acercado quieren enseñarme a pedir una sopa en el restaurante, a comprarme un boleto del tren, etc. Y eso no me sirve a mí porque yo no entiendo las estructuras. Yo empiezo de lo abstracto y después me voy a lo concreto. Eso a mí me ha costado trabajo. Pero escuchando, saliendo con la gente y leyendo voy avanzando."

¿Lee libros checos? ¿Tiene escritores predilectos?

"Capek. Pero libros en checo no he leído porque todavía me cuesta entender el lenguaje culto".

¿Cómo caracterizaría a los checos?

"Creo que hay generaciones que no han logrado adaptarse a los cambios por los que ha transitado el país. Hay otros que los han tenido que confrontar pero no quieren admitirlos y hay quienes abiertamente se han adaptado a las nuevas condiciones. Y hay quienes no están dando cuenta de las condiciones anteriores y simplemente están viviendo".

¿Cómo aceptan los checos a los extranjeros? ¿Se ha topado con manifestaciones de racismo en este país?

"Yo personalmente no. Aunque me he topado con ciertos estereotipos de que piensan, por ejemplo, que somos flojos o gritones. Que sí los hay, pero también los hay aquí, o en Francia, o en Japón. Racismo en cuestión de agresividad no y tampoco he visto ninguna cuestión que me haga sentir miedo".

¿Cuáles son sus planes para el futuro?

"Primero terminar de estudiar el idioma porque me gustaría poder leer en checo porque no es lo mismo leer autores checos en español, o en otro idioma. Además, tenemos algunos proyectos que ahora estamos trabajando con gente en México a través de la radio. Estamos invitando la gente para que venga a presentar la música que se está produciendo en México. Me gustaría desarrollar este proyecto, llevarlo a algo más sólido y más conocido para traer gente acá. Y de alguna forma abrir el espacio para que gente checa, eslovaca o austriaca pueda ir a México y mostrar lo que aquí se hace".

19-09-2007