Me siento bien en la tierra de mis antepasados

11-05-2005

Hoy conversaremos con el chileno de origen checo, Alvaro Martínez Hofmann, que desde hace ya varios meses reside en la ciudad de Praga. Según nos confiesa, a este país viajó con la finalidad de encontrarse con sus raices, vivir una temporada, y posteriormente regresar a su natal Chile.

PragaPraga No es la primera vez que estás en este país, sin embargo, pareciera que, después de viajar mucho por el mundo, esta vez has decidido instalarte aquí por un período más largo. ¿Cómo te ha recibido la tierra de tus antepasados?

"Volviendo un poco atrás en el tiempo, calculo que ya son varios meses los que llevo viviendo en la República Checa. Anteriormente había estado viviendo muchos años en Estados Unidos, y mucho antes ya había vivido acá un tiempo. En un momento decidí dejar los Estados Unidos para venir a Europa, vivir un tiempo acá, y como mis ciudades favoritas son Barcelona y Praga, me radiqué aquí. También porque mis antepasados son checos. Hasta ahora me siento bien aquí, aunque, como sabrás, el idioma es muy difícil y ello me complica".

Según hablábamos "off de record" piensas formar familia acá, entonces, ¿estás pensando quedarte definitivamente en la República Checa?

"La vida tiene muchas vueltas y a veces es simpático pensar que yo soy el único de mi familia que ha regresado a la tierra de sus antepasados... en los últimos 130 años, que es cuando llegaron mis familiares a Chile, nunca nadie había vuelto. Y ahora yo tengo una novia checa y pensamos casarnos, por lo tanto, me estoy quedando en este país. Aunque no para siempre, tengo la inquietud de regresar a Chile, pero ellos en el futuro ya se verá. Por ahora estoy feliz".

Me mencionas que tu familia checa llegó a Chile hace 130 años, pero durante este período, ¿se mantuvieron las costumbres checas?

"Hay que decir primeramente que hubo tres importantes oleadas de inmigrantes de lo que es hoy la República Checa y que se establecieron en el sur de Chile. Pero en esa época esas personas hablaban alemán, ya que provenían de la región de los sudetes. Todas sus actividades, como pueden ser la construcción de una casa, algo tan simple, lo hacían idénticamente a como era aquí. También matuvieron el idioma, sus comidas, tradiciones, etc. Eso era lo único que ellos conocían ya que la región donde se establecieron estaba prácticamente deshabitada".

¿Sabes exactamente de qué región provenían tus antepasados?

"Ellos salieron de una ciudad cercana a Praga, hacia el norte, que se llama Brounov (Brounau, en alemán), y en la región del sur de Chile donde ellos se establecieron hasta hoy en día hay una aldea que se llama así. Y regresando a tu pregunta sobre si se mantuvieron las costumbres en mi familia, te respondo que si, aunque con el tiempo se fueron perdiendo producto de la mezcla progresiva con chilenos. Solamente una parte de la familia mantiene las costumbres y el idioma".

¿Qué idioma, checo o alemán?

"Alemán. Aunque he sabido que otros checos que se establecieron en Chile más recientemente, ellos sí mantienen más fuertemente sus costumbres y el idioma checo. Pero en esa época el alemán era la lengua predominante, especialmente en la región de la cual provenían mis antepasados".

11-05-2005