No pienso quedarme a vivir toda mi vida en la República Checa

09-03-2005

Mónica Plachtová, de Perú, llegó hace siete años a la República Checa después de contraer matrimonio con un artista checo. Está en casa y se dedica a sus tres hijos. Según afirma, después de llegar a la República Checa topó con grandes diferencias entre las culturas que hasta el presente no logró superar.

Mónica Plachtová (Foto: autora)Mónica Plachtová (Foto: autora) ¿Cuáles fueron sus primeras impresiones de la República Checa?

"Me impresionó, sobre todo, la arquitectura de la capital checa. Es muy bella".

¿Tiene lugares favoritos en Praga?

"El Puente de Carlos es precioso. Me gustan las gaviotas y los barcos. Y el Castillo de Praga, por supuesto".

¿Le resultó difícil acostumbrarse a la vida en la República Checa?

"Más que difícil. La primera vez me fue hasta imposible. Lo más problemático fue el idioma, por lo que yo casi no salía a la calle. Un gran problema para mí fue también el clima".

¿Qué fue para Ud. lo más complicado?

"El idioma, sin duda. El checo es muy complicado. Me parece que el inglés en mucho más fácil. Estoy en la República Checa siete años, pero hablo muy poco y muy mal. Como cualquier latino. No encuentro a latino que hable perfectamente el checo. Me parece que la lengua checa causa problemas a todos los extranjeros".

PragaPraga ¿Se acostumbró a los platos checos?

"La cocina checa es muy rica. Aunque al principio extrañé mucho el pescado. Soy de la selva peruana y allí se come el pescado cada día. Además existen diferentes tipos de pescado. Me parece que en la República Checa el pescado tiene otro sabor, diferente al de a que estoy acostumbrada. Esto me causó problemas al principio. Pero, en general, la comida checa es muy buena".

¿Cómo hablan en su casa? ¿En checo o en español?

"Vivimos con la abuela y el cuñado, pues todos hablan checo. Yo hablo español. Así que los niños hablan más checo que español. Lo entienden un poco, pero casi no lo hablan. El segundo hijo habla español porque estuvo con su padre en Perú. Pienso que si llevo a mi país a los restantes, van a hablar español todos".

¿Cómo caracterizaría a los checos?

"Los checos son muy buenas personas, muy amistosas. He encontrado mucho calor en ellos. Tuve anteriormente problemas con mi esposo y ellos me han brindado todo su apoyo. Los checos saben ser muy cariñosos".

PerúPerú ¿Tiene amigos checos?

"Más que amigos porque me han brindado apoyo siempre cuando lo necesitaba".

¿Qué opina sobre la vida cultural en la República Checa?

"Muy diferente a la nuestra. Quisiera destacar que la educación está en un nivel muy alto. Es por eso que no les llevo a mis hijos de regreso a Perú. Quiero que primero se eduquen y después ellos mismos vean si van a regresar. Pero yo por mi parte no pienso quedarme a vivir toda mi vida en la República Checa".

¿Cuáles son sus planes para el futuro?

"Quisiera trabajar y, mientras tanto, educo a mis hijos y después regreso a Perú".

09-03-2005