Pasear por el Puente de Carlos es una gozada

15-09-2004

Julio Higueras es un cordobés recién llegado a Praga. A mediados de agosto, este joven licenciado en Ciencias Políticas y Sociología dejó su pueblo, Palma del Río, cuna de grandes modistos y toreros, para emprender durante un año la aventura de vivir y trabajar en la capital de la República Checa. Atrás quedó el sol, las tapitas y la luz de su tierra. Por delante, la ilusión por conocer algo nuevo.

Julio Higueras Sánchez (Foto: Autora)Julio Higueras Sánchez (Foto: Autora) -Hola Julio, ¿qué tal?. Sabemos que llegaste hace ya un mes desde Córdoba para trabajar aquí en Praga. ¿Qué te trajo precisamente a una capital de un país del Este, como Praga?

Pues vine por un asunto de negocios, más concretamente por una beca que me dió el gobierno de Córdoba y bueno, estoy haciendo de contacto entre empresas cordobesas y empresas checas para intentar promocionar el comercio cordobés.

-Tu eres de un pueblecito de Córdoba en España que se llama Palma del Río, ¿qué diferencias encuentras de tu pueblecito pequeño a una gran capital como es Praga?

Primero lo que veo es la cantidad de servicios que hay porque, al vivir en un sitio pequeño, las posibilidades de realizar lo que uno quiere se ven un poco limitadas. Por ejemplo, aquí yo me quiero apuntar a un curso de inglés a otro de francés, cosa que en mi pueblo no podría. Pero creo que si tuviera que definir la ciudad con una palabra sería la indiferencia de las personas, en el pueblo quizá sea un poco más cálido porque nos conocemos.

-¿Tu crees que es comparable a una ciudad española?

Pues yo creo que como ciudad si se puede comparar a ciudades grandes como Sevilla, lo que pasa es que existen muchas diferencias culturales. Las costumbres son diferentes, el clima es completamente distinto y yo creo que esos son dos factores que condicionan mucho la habitabilidad de una ciudad.

-Hablabas del idioma hace un momento frances, inglés y el checo qué, ¿te has planteado hacer algún cursillo de iniciación?, ¿cómo ves tu el tema de este idioma?

El checo es un idioma creo un poco complicado, sobretodo por el tema de las declinaciones y bueno, me he planteado estos tres primeros meses hacer inglés, francés y luego, a principio de año, en enero, empezar con un curso básico.

-¿Qué nos podrías tu destacar, desde que has llegado a Praga hace un mes, qué es lo que más te ha gustado?

Pues lo que más me ha gustado ha sido, la arquitectura que tiene Praga. Me parece una ciudad muy bonita y sobretodo eso, que no se cansa uno de ver los edificios que hay por las calles.

-¿Qué es lo que más te gusta o el lugar que más te gusta?

Pues el lugar que más me gusta es una isla pequeña que hay enfrente del Teatro Nacional y bueno, es una isla donde hay como una playita, hay árboles y siempre hay muchos pájaros y naturaleza.

-¿Qué echas de menos de tu tierra, de Córdoba?

Puente de Carlos en PragaPuente de Carlos en Praga Echo mucho de menos los alimentos, echo de menos la tostada de jamón con tomate, echo de menos el sol y sobretodo las personas que se quedan allí.

-Y ahora que viene el invierno, cómo lo prevés, ¿qué te han contado de cómo se cuece aquí?

Pues me han contando que es un invierno bastante duro, que hace mucho frío y yo que soy de un sitio muy cálido pues no sé, me lo voy a tomar con mucha calma y con chaquetones buenos, plumas. Y bueno, intentaré endulzarlo un poco con el ambiente mágico que hay aquí en la ciudad.

-Pero, en terminos generales, podemos decir que ¿te gusta esta ciudad?

Esta ciudad es preciosa, tiene una arquitectura y una cultura impresionante y pasear por el Puente de Carlos es una gozada, una maravilla, es quizá lo que más me haga sentirme agusto aquí, es la belleza que tiene Praga.

-Bueno Julio encantada de charlar contigo y hasta la próxima

Muchas gracias a ustedes y sobretodo a Radio-Praga que fue con la que empecé a estudiar checo por internet.

15-09-2004