Praga es un sitio privilegiado

03-03-2004

Esta vez invitamos al micrófono a Germán Palomino de Gerona, España. Llegó a la República Checa por motivos de trabajo, y Praga se convirtió en su segunda casa. "Es un sitio privilegiado en el centro de Europa", destaca Germán.

"No me encuentro fuera de casa. Yo cuando vivo aquí estoy en casa, porque cuando ves las calles, la gente, ves Europa. No me encuentro en un sitio extranjero. Esperaba encontrar una ciudad mucho más gris, mucho más ex comunista, pero en realidad he encontrado una ciudad muy vital, con una arquitectura fabulosa", dice Germán Palomino.

El modo de ser de los checos fue una de las razones que influyeron en su decisión de venir a Praga.

"Me he encontrado con los checos trabajando. Como en todas partes hay de todo, pero en general, el estándar es muy alto. Los checos son gente muy trabajadora y muy culta. También he observado radio y televisión, hay un campo por crecer, quizá por su inmediato pasado, pero los checos tienen una cultura de leer, de teatro, y esto se nota en la vida en general".