¿Qué es lo más difícil al aprender checo? ¡Todo!

24-03-2004

Con Carmen Contreras Orenes, de Madrid, España, que lleva en la República Checa más de cuatro años dando clases de español, conversamos sobre el checo y el español; sus dificultades, sus puntos comunes, así como sobre la diferencia entre los dos idiomas.

Tú das clases del español en Praga, dime, ¿cómo son los alumnos checos? ¿Les cuesta aprender bien el español?

"Con respecto a los alumnos, solamente tengo palabras buenas y requete buenas... Son alumnos que estudian mucho que, en general, hablan y preguntan. Estoy muy contenta con ellos".

¿Se puede decir que aprenden rápido el español?

"Sí, aprenden rápido, porque la fonética y la gramática para ellos son, más o menos, fáciles. Tienen algunos pequeños fallos en el subjuntivo, por ejemplo, pero es lógico, porque en checo es algo que no se utiliza".

¿Y además del subjuntivo? ¿Qué faltas cometen más a menudo?

"Bueno, los fallos típicos son: el uso de los artículos y de los pasados, con respecto al español, que utilizamos el pretérito perfecto compuesto. Algunas veces el orden de las palabras, por ejemplo, se utiliza muchas veces adjetivo más nombre y, claro, en español es, generalmente, al revés. Con respecto a la fonética tenemos los fallos típicos de la ce, la zeta, la ese, la ge, la jota, etc. Pero los alumnos, en general, como te digo, son muy majos y aprenden rápido. Y, por ejemplo, yo todavía estoy estudiando checo y puedo hacer una conversación como de un niño de tres años, sin embargo, tengo alumnos que están estudiando un mes y ya pueden hablar y comunicarse bien".

¿Qué es lo más difícil para ti al aprender el checo?

"¡Todo! Bueno, lo más difícil sería la fonética y después, claro, las declinaciones, luego más o menos ya vas cogiendo honda de las palabras y poco a poco, yo personalmente, en plan caracol, en plan tortuga, pero vamos aprendiendo, sí...

¿Tienen el español y el checo algo en común, un punto de referencia, digamos?

"Bueno, hay palabras que son parecidas, por ejemplo, la palabra robot, porque es checa, es un invento checo, o la palabra 'drogérie' es muy parecida a la española 'droguería', entonces hay algunos puntos que son parecidos. Después algo que a lo mejor no se sabe tanto es que la República Checa y España durante bastante tiempo, entre los siglos XV y XVII, estaban bastante unidas. Por ejemplo, está lo que son la Casa de Austria, los Habsburgo, como se llaman aquí, etc. Entonces, por eso está el Niño Jesús de Praga aquí, porque habían nobles españoles. Hay bastante historia común y creo que con la entrada en la Unión Europea esos lazos estarán más unidos".

En esta edición de Hola, ¿cómo estás? conversamos sobre la vida en la República Checa con Carmen Contreras Orenes, de Madrid, España.

24-03-2004