Quería conocer Europa y compararla con Latinoamérica

16-02-2005

Hoy nos acompaña la joven colombiana, Ana Rubiano. Según confiesa, la República Checa ha sido un país de tránsito en su camino por descubrir las diferencias culturales del mundo. Anteriormente había vivido varios años en Ecuador. Días después de grabar esta entrevista, Ana decidió radicarse en Vietnám.

Ana, ¿cuáles son tus impresiones de la República Checa tras un año de vivir aquí?

Ana Rubiano (Foto: autor)Ana Rubiano (Foto: autor) "Bueno, mis impresiones han cambiado mucho desde que llegué hasta ahora. Como latina uno de los "shocks" más fuertes fue la frialdad de la gente, yo estaba acostumbrada a gente muy cálida. Después de un año me doy cuenta de que es muy difícil acercarse a los checos, pienso que es una situación generalizada en Europa, aunque después de conocerlos me di cuenta que son personas muy amables. Todas mis experiencias en este país han sido muy agradables".

Tengo entendido que dentro de poco dejas este país. ¿Por qué?

"Desde que salí de Ecuador mi motivación siempre fue conocer lugares diferentes. Mi intención nunca fue quedarme en Praga por mucho tiempo. Quería observar de lejos, hacer comparaciones. Luego de investigar un poco descubrí que Praga era un buen lugar, donde se puede vivir bien con poco dinero, en comparación con otros países".

Mencionabas que la primera impresión no fue muy positiva, dentro de poco piensas radicarte en Vietnam. ¿Crees que será también fuerte ese primer encuentro con la cultura asiática?

"Justamente esa es la idea. Ya he visto como se comportan los europeos... bueno, al menos los checos y ahora la idea de ir a Asia es experimentar nuevamente ese impacto. Eso es lo que he buscado desde que salí. Por eso también vine a este país, un destino poco conocido para los latinoamericanos, quienes prefieren viajar a España, Italia, Francia. La República Checa es muy interesante para conocer otra cara de Europa".

¿Te refieres a las diferencias entre Europa Oriental y Europa Occidental?

"Puede ser. Los checos tengan una actitud esquizofrénica ante su propia identidad. Por un lado son muy orgullosos de su cultura, pero al mismo tiempo he notado que se sienten, quizá, un poco acomplejados por su "background" histórico. Me explico: los checos se sienten más atrasados que sus vecinos ricos - Alemania, Austria y esa realidad entre estas "dos Europas" hace que la identidad checa sea un poco complicada".

Retomando lo que comentabas hace un momento, acerca de las dificultades para acercarte a los checos, ¿Te has sentido discriminada o apartada en este país?

"No, nunca he recibido agresiones abiertas de parte de nadie. Aunque a veces sentí que no me atendían muy bien en lugares públicos. Al principio pensaba que era por mi apariencia porque parezco gitana y aquí hay mucho racismo hacia ellos. Pero después entendí que es una situación generalizada... especialmente en los restaurantes. El servicio es pésimo. A pesar de todo, pienso que la República Checa sigue en un proceso de transición y sus ciudadanos son cada vez más abiertos y receptivos".

16-02-2005