El presidente Havel recibió a Pilip y Bubeník

08-02-2001

El presidente de la República, Václav Havel ha recibido a Ivan Pilip y Jan Bubeník que regresaron ayer por la noche al país después de haber pasado 25 días en la cárcel de La Habana, Villa Marista. Según expresara el presidente, el diputado Pilip y el ex-líder estudiantil Bubeník merecen admiración y reconocimiento por haber asumido la corresponsabilidad por la existencia de los derechos y libertades humanas. Los dos ciudadanos checos fueron detenidos en Cuba el 12 de enero tras entrevistarse en la isla con dos disidentes cubanos. Más tarde fueron acusados de perjudicar los intereses económicos del país, delito por el que podían ser condenados a varios anos de prisión. La diplomacia checa desplegó mucho esfuerzo para su liberación. Hoy miércoles han informado los círculos diplomáticos que participaron en las deliberaciones sobre su puesta en libertad que en días próximos podría llegar una delegación parlamentaria cubana a la RCH. La diplomacia checa expresa interés por la estabilización de las relaciones entre los dos países subrayando que esto no implicará cambio alguno de orientación de la política exterior checa entre cuyas prioridades pertenece el mantenimiento de los derechos humanos.

La ayuda de disidentes cubanos

Fue ante todo una fuerte presión internacional y las deliberaciones diplomáticas correctas con las autoridades cubanas que han contribuido de manera decisiva a la puesta en libertad de Ivan Pilip y Jan Bubeník. En una llamada telefónica con la agencia noticiosa checa, CTK, lo confirmaron los disidentes cubanos Elizardo Sánchez y Raúl Rivero. Al mismo tiempo apreciaron la labor diplomática de la misión checa en Cuba, encabezada por el presidente de la Cámara Alta, Petr Pithart. "Esperamos que llegue el día en que podremos acoger a nuestro amigos libremente", expresaron. Según sus palabras el régimen de Castro se vio obligado a poner a los dos checos en libertad porque son inocentes y no han cometido crimen alguno.

08-02-2001