La chanson checa nació en los cabarés de la vieja Praga

01-04-2006

En este espacio les daremos a conocer la historia de la chanson checa y Uds. podrán escuchar a algunos de sus representantes punteros, como Eva Olmerová, Rudolf Pellar y Hana Hegerová. La chanson es una canción que nos invita al mundo de la poesía. La chanson a veces susurra, a veces se desgarrra en gritos, llevando siempre una carga dramática. A través de letras de gran calidad, la chanson nos cuenta historias del corazón humano.

Las primeras chansons checas hay que buscarlas a principios del siglo pasado. En aquel entonces abundaban en Praga los más variopintos cabarés que funcionaban prácticamente en cada cervecería de cierta importancia. Los praguenses adoraban los cabarés capitalinos.

Entre los elencos profesionales y amateurs destacaba el Cervená sedma- el Siete rojo en español- que había surgido en 1910 como un grupo amateur de universitarios. La creciente popularidad le ayudó a sortear las dificultades de la Primera Guerra Mundial y una vez terminada la contienda, Cervená sedma empezó a actuar como un grupo profesional en el nuevo cabaré praguense Rokoko. Más tarde Cervená sedma abrió su propio escenario en la calle Hybernská, en el centro de Praga.

La proliferación de locales nocturnos donde se tocaban ritmos más modernos hizo que el voluble público praguense dejara de acudir a los cabarés. En 1922 tuvo que cerrar las puertas también el cabaré Cervená sedma.

Los miembros de su elenco se inscribieron en la historia de la música checa ya que precisamente ellos crearon las bases de la chanson checa. Según afirma el crítico musical Jirí Cerný, ellos escribían letras poéticas que contaban una historia humana.

De los cabarés de la vieja Praga y del Cervená sedma nació la chanson checa. Las personalidades decisivas fueron el jefe del Cervená sedma Jirí Cervený y Karel Hasler.

En el período de entreguerras reinó en Checoslovaquia el swing. El renacimiento de la chanson se produjo tras un largo receso a finales de los cincuenta. A la resurrección de este género contribuyeron dos magníficas intérpretes: Ljuba Hermanová y Hana Hegerová.

La incuestionable reina de la chanson checa es Hana Hegerová. Para la carrera de la cantante de origen eslovaco fue decisiva su actuación en el teatro de bolsillo praguense Rokoko, en la década de los sesenta.

Hana Hegerová deslumbró al mundo. Actuó en Olimpia, de París, y en 1983 un periódico alemán escribió de ella, después de su concierto en Munich: "Suele ser llamada la Edith Piaf checa y la Juliette Gréco del Este. Es una cantante de categoría mundial".

En los años sesenta la chanson checa floreció en los teatros de bolsillo que proliferaron en todo el país, siendo el más célebre el Semafor, de Praga. Uno de sus fundadores, el cantautor Jirí Suchý, es autor de la hermosa chanson "El loco y el niño".

?Sigue cultivándose la chanson en la República Checa? Sí, y el crítico Jirí Cerný opina que la chanson contemporánea checa alcanza las mayores alturas en la creación de dos cantautoras:la desaparecida Zuzana Navarová y la joven Raduza.

01-04-2006