Los servicios postales checos se remontan al siglo XVI

18-02-2006

En esta edición les contaremos algunos curiosos capítulos de la historia de Correos, telégrafos y teléfonos en las tierras checas.El servicio postal regular fue implantado en territorio checo por un miembro de la familia noble de los Taxis, promotores de la red europea de Correos.

Los mensajeros que repartían correspondencia nunca lo tenían fácil, como pone en evidencia el acto insólitamente arbitrario del noble checo Enrique de Rozmberk. En 1526 los mensajeros del burgrave mayor llegaron a su sede para entregarle una citación al tribunal. El aristócrata mandó primero encarcelarlos.

Después fueron sacados del calabozo y delante de toda la servidumbre del palacio tuvieron que comer no sólo la carta con la orden de comparecer al tribunal sino también los sellos que colgaban del pergamino. Acto seguido el noble ordenó que los criados expulsaran a los inoportunos mensajeros del palacio, azuzando contra ellos feroces perros de caza.

Tal como hemos dicho, este desagradable episodio tuvo lugar en 1526. El siguiente año,1527, el administrador mayor de Correos de la corte de los Habsburgo, Ambrosio de Taxis, implantó la primera comunicación postal regular entre Praga y Viena que servía para el intercambio de correspondencia entre el soberano y las autoridades de Praga.

La primera ruta postal Praga - Viena con una serie de estaciones de posta donde los mensajeros cambiaban caballos, conducía por las ciudades de Tábor, Jindrichuv Hradec y Slavonice.

Ambrosio de Taxis que abrió la primera comunicación postal entre Praga y la capital del imperio de los Habsburgo, era oriundo de la familia aristocrática de los Taxis que desde el siglo XV empezó a implantar la red de Correos europeos que entrelazaba las urbes más importantes del continente.

Los Taxis implantaron un sistema de estaciones de cambio de caballos que aceleró significativamente el transporte del correo. De ahí viene también la palabra TAXI.

A principios del siglo XVI una rama de los Taxis llegó a Bohemia donde les pertenecían, entre otros, los feudos de Loucen, Mcely y Litomysl. Los Taxis implantaron en Bohemia el servicio postal. Antes de finalizar aquella centuria en las tierras checas funcionaban tres rutas postales permanentes. A finales del siglo XVII Praga estaba comunicada por correo, entre otras ciudades europeas, con Viena, Ratisbona, Nuremberg, Leipzig,Berlín, Cracovia, Venecia y Roma.

A diferencia de la actualidad, Correros se dedicaban también al transporte de personas en carruajes de cuatro u ocho asientos, no muy cómodos.

Después del año 1622 se encargó de gestionar los servicios postales en la monarquía de los Habsburgo, y por lo tanto también en las tierras checas, la familia de los Paar. Cien años después los Correos pasaron a ser administrados por el Estado.

A finales del siglo XVIII empezó a funcionar en las grandes urbes de la monarquía de los Habsburgo un servicio de Correos privado: el llamado Correo de matraca.

En Praga lo implantó en 1782 el emprendedor Frantisek Garsie. A una distancia de tres millas de las murallas de la ciudad donde los Correos estatales ya no distribuían la correspondencia, los mensajeros del servicio privado, equipados con matracas, repartían y recogían los envíos. El Correo de matraca funcionó hasta 1819.

Con el Correo de matraca llegamos al siglo XIX. A principios de esa centuria fueron introducidos en la monarquía de los Habsburgo los buzones de correo.

Éstos fueron instalados para ahorrar a las personas el camino con cada envío a la distante Oficina de Correos. Los buzones fueron introducidos a base de la decisión de que el franqueo de las cartas sería pagado por el destinatario.

Los primeros buzones - al principio de madera y después de chapa metálica-aparecieron en el imperio de los Habsburgo, y por tanto también en las tierras checas, después de 1817.

En 1843 Praga contaba con 20 buzones en colores de la monarquía- el negro y el amarillo- que servían para 100 mil habitantes. Antes de cada recogida de cartas de los buzones, el cartero tocaba tres veces una campanilla como el último aviso a los retrasados.

En el siglo XIX ya no bastó que la velocidad de las comunicaciones dependiera apenas de la velocidad de los caballos que transportaban corrrespondencia y noticias. El invento del telégrafo aceleró increíblemente la difusión de noticias.

En un principio el telégrafo fue implantado para las necesidades de los ferrocarriles. La primera línea de telégrafo en territorio checo comunicaba desde 1847 la estación de ferrocarriles en la metrópoli morava de Brno con la estación de la capital del imperio de los Habsburgo, Viena.

Hasta 1850 el telégrafo servía exclusivamente a los ferrocarriles y para el envío de comunicaciones estatales y sólo posteriormente este invento podía ser utilizado por particulares.

Desde 1864 el servicio de telégrafo en el imperio de los Habsburgo y por tanto también en las tierras checas pasó a ser gestionado por la administración de Corrreos y empezó a ser accesible al público en todas las grandes oficinas de Correos.

El primer aparato de teléfono fue presentado en Bohemia en 1877, apenas un año después de que fuera patenteado por Alexander Graham Bell. El pionero del teléfono en Praga fue el empresario Bedrich Frey que en 1881 mandó instalar una línea de mil metros entre su vivienda y su fábrica de azúcar. Otra línea pionera de teléfono fue instalada en Bohemia del Norte, comunicando una mina con una estación de ferrocarriles.

La primera concesión para la implantación y operación de la red de teléfonos en Praga y sus alrededores fue obtenida por Jan Palacký, hijo del historiador Frantisek Palacký y sus socios. En agosto de 1882 pusieron en funcionamiento en Praga la primera central telefónica pública y un locutorio telefónico público.

En 1892 los servicios telefónicos en la monarquía de los Habsburgo fueron estatizados. Dichos servicios eran bastante caros. La tarifa de una conversación telefónica de tres minutos equivalía al precio de un litro de vino o de dos quintales métricos de carbón o un metro de tela.

18-02-2006