Operación Urogallo

03-05-2003

Cuando canta el urogallo en celo, ensordece y se convierte en una presa fácil para los cazadores. "Urogallo" fue denominada la mayor operación de los nazis dirigida contra el movimiento guerrillero en el territorio del Protectorado de Bohemia y Moravia durante la Segunda Guerra Mundial. El objetivo de la redada llevada a cabo fue la sierra de Beskydy, al Noreste del país.

Los enfrentamientos entre los guerrilleros y las tropas nazis en la sierra de Beskydy, la zona limítrofe entre el Protectorado y la Eslovaquia formalmente independiente de entonces, a unos 30 kilómetros de Ostrava, aumentaban y preocupaban al ministro de Estado. Frank sabía que a los guerrilleros, o bandidos como solían llamarlos los nazis, les era de gran ayuda tanto el carácter del terreno como la población. ¡Había que preparar una batida general!

Así nació una acción punitiva sin precedente en el Protectorado de Bohemia y Moravia - la Operación Auerhahn - Urogallo. Fue preparada con la minuciosidad alemana, pensada cuidadosamente hasta en los más pequeños detalles. ¿A quién querían aniquilar?

En Beskydy operaban en otoño de 1944 tres grupos guerrilleros importantes. A principios de octubre logró cruzar la frontera moravo-eslovaca la Primera Brigada Checoslovaca Guerrillera de Jan Zizka de Trocnov, agrupación denominada con el nombre del famoso jefe de las huestes husitas en el siglo 14 y dirigida por el teniente eslovaco Ján Usiak y el capitán ruso Dayan Murzin. Los guerrilleros se instalaron en la localidad Mazurka en el macizo de la montaña Knehyne.

Era el 14 de octubre, el reloj marcaba unos minutos antes de la una de la tarde, hora del almuerzo. El capitán Murzin observaba el cielo. Bombarderos americanos sobrevolaban Beskydy con rumbo a Ostrava. De repente dos de los aviones se apartaron de la escuadrilla regresando a Beskydy, lanzando unos segundos después sobre el campamento guerrillero una carga de bombas.

Debido a que unos guerrilleros llevaban uniformes alemanes de los que se habían apoderado, los pilotos los confundieron con el enemigo. Nadie resultó herido pero hubo que abandonar inmediatamente el lugar Trojacka. Allí estaba situado otro grupo guerrillero - "Wolfram".

El grupo Wolfram fue enviado a Moravia desde Londres por el gobierno checo exiliado en Gran Bretaña. Estaba integrado por seis miembros. Uno de ellos, el radiotelegrafista Karel Svoboda, había sido elegido ya en 1941 para realizar junto con Jozef Gabcík el atentado al Protector del Reich en el Protectorado de Bohemia y Moravia, Reinhard Heydrich. Pero durante el entrenamiento se hirió y lo sustituyó Jan Kubis.

Después del atentado a Heydrich, perpetrado el 27 de mayo de 1942, la familia de Karel Svoboda fue detenida y ejecutada en aplicación de la ley marcial. La mala suerte no abandonó a Karel Svoboda. Después de ser lanzado en Beskydy, fue el único de los paracaidistas de Wolfram en ser atrapado por los nazis y encarcelado.

Pero ahora ya estamos a mediados de octubre de 44. El chalet utilizado en Trojacka no era suficiente grande para acoger tanto a los miembros de la Brigada de Jan Zizka como del grupo Wolfram. Por ello el comandante de Wolfram, Josef Otisk, decidió ceder el lugar a sus compañeros y se trasladó, reforzado por varias otras personas, a otra parte de Beskydy, a la localidad de Samcanka. Allí le esperaba una sorpresa.

No en vano se dice que el mundo es pequeño y la sierra de Beskydy no era una excepción. En Samcanka se escondía un grupo de inteligencia militar, dirigido por el capitán ruso Adam Nishchimenko. Su tarea consistía en facilitar informaciones sobre las operaciones alemanas en la región en los alrededores de Ostrava al Ejército soviético, al Primer Frente Ucraniano.

Wolfram y el grupo guerrillero de Nishchimenko decidieron permanecer juntos y colaborar. Para el 19 de octubre, a las 12, estaba planeado un encuentro entre los representantes de Wolfram y un informador, que proporcionaba a los guerrilleros datos estratégicos.

La reunión debía celebrarse en la montaña Smrk - "Pino" en español -, a unos ocho kilómetros de distancia de Samcanka. El 19 de octubre, poco después de las ocho el paracaidista de Wolfram, Josef Bierský, se dirigió al lugar del encuentro. Lo acompañaba Stanislav Kotacka, uno de los guerrilleros que se juntaron a Wolfram posteriormente. Ninguno de los dos regresó.

El día siguiente sus compañeros partieron a buscarlos. Leñadores, que trabajan al pie de Smrk, les revelaron que entre las diez y las once del día anterior habían pasado por allí dos personas - según la descripción se trataba de Bierský y Kotacka. Poco después escucharon varios disparos. Y luego vieron a uno de los hombres, al más pequeño, como bajaba corriendo. Bajo el brazo llevaba un paquete con ropa. Cuando le preguntaron que había pasado les gritó que allá arriba habían matado a su compañero, y desapareció.

El más pequeño era Kotacka. El más alto y más fuerte Bierský. Así que Bierský había muerto. ¿Por qué?

El cuerpo de Bierský lo encontraron una semana más tarde cubierto de ramas de pino. El asesino había disparado contra él todo el cargador. Seis proyectiles.

La muerte cogió al paracaidista desprevenido. Sin sospechar nada, subía delante de su acompañante Kotacka. Kotacka sacó la pistola y empezó a disparar sobre Bierský, éste intentó volverse y sacar la pistola, pero ya era tarde. Kotacka desnudó al muerto, vació las bolsas en las que Bierský llevaba dinero que debía entregar al informador y ocultó el cadáver. Después de la Guerra Kotacka fue juzgado y ejecutado.

El 22 de octubre de 1944 un comando de nazis atacó el campamento de la Brigada de Jan Zizka en Trojacka. Tras una dura lucha, los guerrilleros lograron escapar. El dos de noviembre el comandante Ján Usiak debía reunirse en la localidad de Certuv Mlýn - Molino del Diablo, cerca de la montaña de Knehyne, con representantes de grupos de resistencia que operaban en Ostrava.

No sabía que el encuentro planeado era una trampa tendida por un confidente de la Gestapo que se había infiltrado entre los guerrilleros. Se entabló una lucha desesperada. Usiak, gravemente herido, se refugió en el pueblo montañoso de Celadná en casa de un carnicero local. Los supuestos colaboradores de la resistencia, en realidad confidentes de la Gestapo, preparaban su traslado a Ostrava.

Pero antes de poder realizarse el traslado la Policía alemana cercó la casa del carnicero. Usiak, con ambas manos heridas por disparos, levantó su arma y acabó con su vida.

El carnicero fue ahorcado, sus ayudantes detenidos, al pueblo de Celadná le amenazaba el destino de Lidice, arrasado por los nazis en 1942. Llovía, y las ráfagas de viento sacudían las ventanas.

El 16 de noviembre de 1944 fue puesta en marcha la operación Urogallo. ¡Acabar con el movimiento guerrillero en Beskydy de una vez por todas!

Doce mil soldados, dos comandos de intervención que contaban con unos 700 hombres, funcionarios de la oficina principal de la Gestapo de Brno y una formación para tareas especiales con 320 efectivos y 39 perreros.

Metro tras metro examinaron las tropas de operaciones en alta nieve el territorio de Beskydy. No sabían que gracias a una advertencia previa la mayor parte de los guerrilleros había abandonado la sierra a tiempo, el grupo de Nishchimenko se refugió en Eslovaquia y Wofram se retiró a Moravia Central.

La operación Urogallo finalizó el 21 de noviembre. Fueron detenidas 13 personas y fusilados ocho guerrilleros. El resultado no correspondió ni de lejos a los esfuerzos invertidos. La Operación Urogallo fue un fracaso total.

03-05-2003