Zdena Vincíková, cantante y vidente

30-07-2005

A finales de los 30 irrumpió en la música ligera checa el swing. En este programa les ofreceremos la semblanza de Zdena Vincíková, destacada intérprete de la moderna música bailable checa de finales de los 30 y de la década de los 40, que actuó acompañada por las orquestas más prestigiosas de su tiempo.

Zdena Vincíková, nacida en 1917, actuaba en la infancia en un coro de la radio y posteriormente estudió danza y canto en el conservatorio. La joven se inscribió en el curso de Derecho en la universidad, pero poco tiempo después el músico y cantante Arnost Kafka persuadió a la bonita morena que cantara con la orquesta de música bailable Blue Boys.

A partir de 1938 Zdena Vincíková empezó a grabar para la discográfica Esta. Grabó, entre otras, la canción "Estados de ánimo", con la hermosa letra del Dr.Jirí Cervený, legendario fundador del cabaré Cervená Sedma- el Siete Rojo en español.

Las primeras grabaciones de Zdena Vincíková despertaron la atención de los directores de orquestas de música bailable. En 1940 intepretó durante algún tiempo temas jazzísticos con la orquesta del pianista y compositor Emil Ludvík. Con este conjunto grabó canciones para el sello Esta. Una de ellas se titulaba "¡Por favor, no molestar!"

La cantante realizó grabaciones con todas las importantes orquestas de su tiempo. Con la liderada por Sláva Emanuel Novácek grabó una bonita versión del foxtrot de Josef Stelibský "Canto a las flores".

En un gran concierto de bandas de jazz el rey de la música bailable checa, R.A.Dvorský escuchó a Zdena Vincíková. Terminado el concierto, ofreció a la cantante actuar con su gran orquesta de música bailable. Bajo la dirección de R.A.Dvorský, Zdena Vincíková se centró en la interpretación de chansons y de canciones más lentas, con mayores dosis de sentimiento.

La intérprete grabó con la orquesta de R.A.Dvorský el célebre tema "Domingo triste", compuesto por el músico húngaro Rezsö Seress.La canción era apodada "himno de los suicidas" por su sombría melodía.

Zdena Vincíková estuvo actuando con la orquesta de R.A.Dvorský hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Gracias a sus dones de vidente durante la conflagración bélica salvó la vida de sus colegas músicos. Cierto día les convenció de que no permanecieran en un refugio antiaéreo y se escondieran en una estación de ferrocarril. El refugio sufrió el impacto de una potente bomba y todos perecieron en su interior. Sobre la estación de ferrocarril no cayó una sola bomba.

Se han contado maravillas sobre los dones de vidente de Zdena Vinicíková. Mucho más tarde, en 1968, predijo exactamente el día de la invasión de las tropas soviéticas a Checoslovaquia en agosto de ese año.

30-07-2005