Cada viaje al extranjero puede conllevar riesgos para la salud

09-08-2002

El verano es el tiempo justo para viajar. Para muchos, conocer otros países es la forma más ideal de pasar sus vacaciones. Sin embargo, cada viaje al extranjero puede conllevar riesgos para la salud. ?Consultan los checos al médico antes de viajar y se informan sobre el nivel y los precios de la asistencia médica en el país adonde viajan?

Viajar es una de las grandes aficiones de dos jóvenes checos, Rostislav y Dan. Los dos viajan muy a menudo, en parte también porque es su profesión. Uno es propietario de una agencia que entre otras cosas organiza excursiones al extranjero, otro trabaja en la Compañía Aérea Checa.

Dan dice que el país más lejano que ha visitado es Corea del Sur y el viaje más exótico fue el que emprendió hacia los países del Golfo.

¿Se informa sobre los riesgos para la salud del viaje que planea?

"No y sé que es un error. Lo viví en carne propia hace poco, tras regresar de una gira por Oman, Qatar y Kuwait. Tuve que contraer una bacteria en el Golfo, de la comida o del agua, quién sabe. Tenía fiebre y erupción en todo el cuerpo. Estuve hospitalizado quince días y tomé toneladas de antibióticos, pero ya estoy bien. No he aprendido la lección. Me digo que fue la única mala experiencia que he tenido".

Dan opina que si uno viaja a un país, debería conocerlo de cerca. Por ello rechaza alojarse en hoteles de cinco estrellas que son iguales en todo el mundo. Prefiere comer en restaurantes típicos y salir a las calles y charlar con la gente local para conocer su cultura y tradiciones.

¿Ha sufrido alguna vez las consecuencias de la comida local?

"Pues, para decirlo de manera que se pueda transmitir... problemas intestinales es algo que el viajero no esquivará. Si viaja a la India, debe contar con que tendrá diarrea porque hay muchas cosas típicas de allí a las que los hindúes, a diferencia de los europeos, están acostumbrados. Pero si se aclimata y lleva consigo unos medicamentos, luego no tendrá problemas".

¿Lleva consigo medicamentos?

"Tampoco, nunca los he llevado y no los llevaré, aunque mis amigos me recomiendan consultarlo en el Centro Sanitario de Viajes Internacionales. Tampoco dejo vacunarme. Claro, aún no he viajado a los países con la obligatoriedad de vacunación, pero sí he estado en los países donde se recomienda la vacunación contra ciertas enfermedades. Pero incluso en este caso no respeté la recomendación porque tengo un miedo tremendo a los médicos".

Rostislav sostiene que el país que le pareció más exótico fue Georgia. Afirma que no suele informarse sobre los riesgos para la salud, pero dos veces hizo una excepción.

"Fue cuando viajé a Egipto y a las Islas Canarias. En Egipto hay problemas con sus productos lácteos que provocan diarrea. El consejo del médico fue simple: no comerlos, no ingerir hielo y beber solamente agua embotellada de marcas mundiales. Cuando viajé a las Islas Canarias, pregunté al médico si había insectos allí porque los odio. Me aseguró que podía estar tranquilo que en las Islas no había insecto".

¿Ha tenido problemas de salud durante sus viajes?

"No, solamente los primeros dos días en las Islas Canarias tuve problemas intestinales. Y recuerdo que cuando era pequeño y estuve con mis padres en Yugoslavia, sufrí una herida leve durante el buceo".

Tanto Dan como Rostislav poseen tarjetas bancarias que cubren el seguro de asistencia en viajes. Ninguno de ellos, no obstante, se informa de antemano sobre el nivel y los precios de la atención médica. Opinan que en los países que visitan, un cierto nivel de los servicios está siempre garantizado y, si no, les ayudaría la embajada checa.

09-08-2002