Centro infantil "Tetty", una alternativa a los parvularios tradicionales

21-02-2003

Hay niños que desde pequeños tienen muchos amiguitos, otros son individualistas, pero todos disfrutan jugando. El juego forma parte de la mayoría de los programas de los establecimientos preescolares. Sin embargo, hay niños que, por razones de salud o por otro motivo, requieren un tratamiento individual y no pueden acudir a lugares frecuentados por grandes colectivos de niños. Hasta hace poco, en la República Checa no existían parvularios que brindasen ese tipo de servicios. Pero los tiempos van cambiando.

En A Toda Marcha visitamos el centro infantil Tetty, en Praga, que constituye una alternativa a los parvularios tradicionales. ¿En qué se distingue el club "Tetty" de otros establecimientos preescolares?, le preguntamos a su directora, Silvie Brouková.

"A diferencia de los jardines infantiles tradicionales en este país a los que los niños ingresan a partir de los tres años de edad, nuestro centro es frecuentado por niños desde los dos años. Especial atención le dedicamos además, a la integración de niños de diversos países y nacionalidades. Este centro lo frecuentan también niños de México, Rusia, Vietnam, Italia, España y de otros países. Otra particularidad es que los padres pueden acordar con nosotros cuántas veces a la semana frecuentarán sus hijos nuestro establecimiento, o sea, si vendrán todos los días o sólo dos veces a la semana o tres horas diarias, etc. Los padres y sus hijos son los que mandan aquí".

Hablando con Silvie Brouková, nos convencemos de que el nombre del centro que, traducido al español significa "Tías", refleja realmente el ambiente familiar que allí reina. Por ejemplo, las madres que deseen quedarse en el centro y esperar a sus hijos, pueden hacerlo tomándose mientras un café y leyendo, por ejemplo. ¿Reciben también a niños que requieren atención individual?

"Naturalmente, si el niño requiere un trato especial, lo integramos en un grupo más pequeño, en dependencia de sus necesidades y respetando la solicitud de sus padres. Disponemos de personal especializado en pedagogía así como en pediatría y que, además, domina idiomas extranjeros. Ofrecemos servicios realmente complejos en el cuidado y el desarrollo de las habilidades de los niños", afirma Silvie Brouková.

La directora del centro "Tetty", Silvie Brouková, nos cuenta que tienen también el consultorio "Estilo de Vida Sano".

"El consultorio ofrece ayuda a las mamás cuyos hijos, por ejemplo, son hiperactivos o necesitan de la ayuda de un logopeda por no pronunciar bien algunas letras. En fin, los problemas suelen ser variados, a veces necesita de la ayuda de un especialista alguna madre joven que se siente incapaz de atender debidamente a su hijo, etc", afirma Silvie Brouková.

Y ¿qué opinan los pequeños clientes sobre las actividades del club?

Felipe nos cuenta que trabajan, dibujan, hacen recortes de papel y también cantan y, dirigiéndose a su amiguita Bárbara que es un poco mayor que él, le exige "¡Tú, tú canta!". Y Bárbara no se opone.

El centro infantil Tetty, de Praga organiza también programas especiales de fin de semana a los que pueden asistir escolares menores de diez años.

"Le llamamos "Encuentros creativos" y organizamos carnavales, concursos de canto, cursos de pintura, y muchas otras cosas. Y a veces, por solicitud de los padres, las "Tías" nos encargamos incluso de las fiestas de cumpleaños para nuestros pequeños clientes", matiza Silvie Brouková.

En esta A Toda Marcha hablamos con Silvie Brouková, del centro infantil "Tetty", de Praga, que constituye una alternativa a los parvularios tradicionales de la República Checa.

Y ¿Qué opinan ustedes, amigos, del tema?

21-02-2003