Cerveza - ¿cambio de costumbres?

07-01-2005

El fenómeno nacional checo - beber cerveza - está experimentando cambios inesperados. Bastiones de esa costumbre, pequeños bares o tabernas de categoría inferior, pierden terreno frente a los bares y restaurantes de elevada calidad. La población checa es la que más cerveza consume per cápita en Europa, sin embargo, las tendencias actualmente surgidas insinúan que a nivel individual disminuye el número de personas que beben cerveza en grandes cantidades. Además, los checos suelen beber más cerveza en un bar que en su casa. En la presente edición de "A toda marcha" vamos confirmar o rechazar esas tendencias recién aparecidas conversando, por medio de una comparación, con dos vecinos de Praga, Zdenek y Jirí, que, a pesar de una gran diferencia de edad y caracteres, poseen ambos un amplio conocimiento del problema en cuestión.

¿Dónde bebéis más cerveza - en casa o en un bar y ¿cuáles son vuestros motivos?

"Depende de las circunstancias, pero también de características personales. Yo soy más bien un solitario, pues prefiero beber cerveza en casa donde, sin embargo, consumo menos. Si voy a un bar, no me contento con una cerveza, se trata mejor de un entretenimiento, porque en casa no lograría beber más que, digamos, seis cervezas."

"A cantidades menores bebo más cerveza en casa, porque no tengo tantas ocasiones de ir a un bar."

¿Qué es lo que más os atrae de un bar o taberna? ¿Tenéis algunos criterios de selección?

"En un bar aprecio los siguientes criterios: el nivel del servicio, el nivel del bar como tal, también la marca de la cerveza y qué cuidado se le presta. En un bar no tomo en cuenta el precio, aunque prefiero los bares de categoría inferior donde el precio no es tan elevado."

"Primero quiero saber el precio de la cerveza, luego cuál es la marca de la cerveza de barril y en general, el aspecto del bar, su personal, horario."

¿Para tomar cerveza preferís ir a una tasca o a un bar de lujo? ¿Por qué?

"Prefiero una tasca o bar de categoría inferior porque allí prestan mayor atención a la cerveza. Mientras que en los bares de lujo y restaurantes se acentúa más la comida y la cerveza suele ser servida en un recipiente para mí poco adecuado, en vasos pequeños, y no en los de medio litro con asidero. Luego, si sostienes el vaso directamente en tu mano, se calienta la cerveza, y por consiguiente, pierde su calidad mucho más pronto que en los bares de categoría inferior, donde puedes beber cerveza en los vasos con asidero."

"Yo prefiero bares de categoría inferior porque, como soy estudiante, la cerveza es bastante cara para mí."

¿Creéis que baja el número de grandes bebedores de cerveza? ¿Tenéis algún ejemplo concreto?

"Eso depende de la gente que tienes alrededor. Yo personalmente estoy registrando, no sé si con horror o placer, que, entre mis amigos, aumenta el consumo de cerveza, principalmente en las mujeres, mientras que en los hombres permanece estancado."

"Con el precio creciente de la cerveza, pienso que el consumo de cerveza y otras bebidas alcohólicas está bajando."

¿Por qué pensáis que los checos prefieren la cerveza a otras bebidas alcohólicas?

"Se debe al desarrollo histórico del país, al clima y a la fertilidad de la tierra, ya que en las altitudes de la República Checa, la vid nunca prosperaba tanto como el lúpulo."

"El precio de cerveza es incomparablemente inferior, dado el volumen del líquido, al precio de cualquier otra bebida incluso no alcohólica."

Resulta de la encuesta que los checos tienden a abrir los brazos al cambio, pero, al mismo tiempo, no se desprenden de sus valores y tradiciones. Papel importante en ese asunto lo desempeña también la situación económica de cada uno y sus preferencias personales.

07-01-2005