Cómo regular las prostitución?

19-09-2003

Tan antigua como la misma humanidad, la prostitución es uno de los grandes problemas que agobian a los ciudadanos de las grandes ciudades. Los gobernantes invierten grandes sumas de dinero en estudios y campañas para la erradicación, reducción o control de ese mal, pero no son grandes los éxitos alcanzados en este sentido.

La capital checa y otras grandes ciudades del país no son la excepción. Alcaldes de varios distritos de Praga han empezado una campaña para sacar a las prostitutas de las aceras y buscan concentrarlas en barrios periféricos, pero no han tenido éxito. En A Toda Marcha conversamos con algunos vecinos de la capital para que nos dan sus opiniones al respecto.

"Considero que las prostitutas deben salir del centro de la ciudad. Es algo que causa muy mala impresión en la capital, tanto para los visitantes como para los habitantes de la misma. Estoy convencida de que la prostitución debe quedar en la afueras de Praga".

Una de las propuestas presentadas por los alcaldes fue crear una especie de áreas donde la prostitución sería legal en todos los sentidos. Esto quiere decir que se trataría de un "servicio" declarado y las personas que se dediquen a esas actividades deberían pagar impuestos y cumplir con las máximas normas de higiene y salud.

La idea de que las prostitutas salgan de la capital topó con obstáculos tanto por parte de las prostitutas, como por parte de los ciudadanos de las eventuales localidades que podrían servir para ese fin. Los ciudadanos temen un incremento de la criminalidad, mientras que los que manejan la prostitución no quieren abrir sus libros de contabilidad porque se conocerían sus ganancias millonarias.

foto: CTKfoto: CTK "Creo que el trasladar a las prostitutas a otra zona del país no resuelve nada. Deberían aplicarse programas para educar a la joven generación para que comprendan lo nocivas que son ese tipo de cosas para la sociedad".

Los gobiernos locales han empezado a estudiar la posibilidad de aplicar leyes y normativas similares a las que rigen en Alemania o Austria, pero no se ha avanzado mucho. En 1997 se aplicó una normativa que estipula lugares claves en Praga, donde puede ofrecerse ese tipo de "servicios", no obstante, nadie lo respeta.

"Ese problema no se resolverá nunca. Pero para decir la verdad a mi personalmente no me molestan esas muchachas en la calles".

De acuerdo con el diario Právo, se estima que en la capital checa hay unas 20 mil prostitutas, de las que la mitad tiene la prostitución como única fuente de recursos. Pero al igual que otras plagas de la sociedad se trata, de un problema de oferta y demanda, coinciden los especialistas.

19-09-2003