El Sur de Bohemia, España y Grecia los destinos del verano checo

17-06-2005

Llegó el sol, el calor y otra temporada de vacaciones de verano. Para nosotros los latinos que vivimos en Praga, los checos nos resultan a veces demasiado metódicos, ya que casi un año antes organizan sus vacaciones, deciden el lugar, el país que visitarán y hasta la fecha y hora exacta de salida y de regreso. Los latinos improvisamos más, a veces hasta demasiado y muchas veces poco antes de salir de vacaciones no tenemos claro nuestro destino.

En A Toda Marcha conversamos con varios vecinos de la capital que nos hablaron de sus vacaciones.

Iva es una chica del interior del país radicada en Praga desde hace más de diez años. No cambia por nada del mundo los cristalinos y románticos lagos de Bohemia del Sur.

"Bueno, generalmente vamos de vacaciones a Bohemia del Sur, donde hay muchos lagos, estanques y ríos donde uno puede bañarse y pasarlo muy bien. Una vez estuvimos de vacaciones en el extranjero, en el mar, lo malo es que hacía demasiado calor y eso ya no nos conviene tanto. Pero recomendamos a todos Bohemia del Sur".

Los lagos y estanques de Bohemia del Sur son muy buscados por las familias checas con niños pequeños, ya que se trata de lugares muy tranquilos, con infraestructuras para el turismo doméstico y precios aceptables.

Por su parte, Jan de 26 años, prefiere salir del país y disfrutar de un lugar de veraneo en Europa.

"En caso de salir de vacaciones a otro país, de seguro escogería España o Grecia Se trata de países con un gran potencial turístico, todos y cada uno de los visitantes encuentran algo a su medida. Y si tuviera que escoger algo en la República Checa, pues me gustaría pasar las vacaciones en Bohemia del Sur, aunque tengo que reconocer que también me gusta Bohemia Central".

La tradición de los checos de tener casas de campo es un fenómeno muy interesante. El setenta por ciento de los praguenses tiene una casita de campo que religiosamente visita todos los fines de semana. Se trata de un lugar para compartir con la familia y los amigos, pero en la mayoría de los casos se trata de descanso activo, como es el caso de Denisa, de 31 años, que este año pasará sus vacaciones trabajando en su casa de campo.

"Estoy reconstruyendo mi casa de campo, así que este año no saldré del país. Debo decir que me encanta el sol y el calor, y es por eso que me encanta ir de vacaciones a Grecia, pero este año tengo que reparar el piso, la escalera y pintar dos habitaciones de mi casita de campo"

Debido a su ubicación geográfica en el corazón de Europa, la República Checa es un país sin mar y con poco sol a lo largo del año, por lo que muchas personas optan por salir en busca de sol y mar, pero ese no es el caso de Petr, 42 años, quien prefiere permanecer en el país.

"Me gusta ir de vacaciones a un lugar cálido, pero no demasiado. Me gusta el calor, pero no tanto como para estar todo el día bajo el sol en una playa. Después de un rato hago lo que llamo mi "gabinete de las sombras" o sea: yo, un libro y un árbol, mejor dicho la sombra de un árbol. Es por eso que al final de cuentas prefiero pasar mis vacaciones en la República Checa, ya que el calor no resulta tan sofocante como en los lugares de veraneo al Sur de Europa".

Entretanto, Richard, de 36 años, praguense de nacimiento prefiere ir de vacaciones a los grandes centros del turismo veraniego de Europa.

"La verdad es que últimamente, o mejor dicho los últimos años me voy siempre de vacaciones a España y Portugal porque...bueno...porque me gusta y...la verdad es que no tengo una explicación...simplemente me gusta"

17-06-2005