Enciende la televisión, hay un "reality show"

27-01-2006

Un jugoso premio de 380.000 euros andaba en juego para los finalistas de "Los Elegidos", el primer "reality show" emitido por la televisión checa desde el canal Prima. El ganador del concurso era elegido por votación de la audiencia. Los telespectadores habían podido observar la vida de los participantes a través de varias cámaras instaladas en la casa en la que convivieron durante casi cuatro meses. Otro "reality show" competía con la cadena, el programa Gran Hermano del canal Nova. Sobre los "reality shows" checos hemos conversado en "A Toda Marcha" con varios jóvenes trabajadores de Praga.

Viola, Pavel y Daniel, ¿os entretenía ver estos "reality shows" por la televisión?

"Me interesaba en general qué hacían unas personas encerradas juntas en una habitación o en una casa, y al mismo tiempo me interesaba cómo se comportaban, pero algunas escenas...a veces me divertía y a veces me daba vergüenza ajena".

"Cuando empezó, comencé a verlo, pero luego me decepcionó y dejé de verlo, porque echaron a mis favoritos y porque dejó de divertirme, ya era todo el rato lo mismo".

"No me gustaba verlo, mi mujer lo veía, así que lo tenía que ver también. Veía "Los Elegidos", en Prima, en Nova no lo veía. Neutral, no me gustaba, pero tampoco me parecía algo horroroso."

Ganador de "Los Elegidos", Vladko Dobrovodský (Foto: CTK)Ganador de "Los Elegidos", Vladko Dobrovodský (Foto: CTK) Como favorito del público y ganador de "Los Elegidos", Vladko Dobrovodský se llevaba 11 millones de coronas, en efectivo y en forma de premios, tales como una casa lujosa y un coche, así como unas vacaciones de lujo. ¿Sería capaz cualquiera de participar en un concurso parecido sólo por los premios?

"Son premios interesantes, pero no podría participar en un concurso de este tipo, no puedo imaginármelo, no me gusta estar encerrada en ninguna parte, estar constantemente bajo la vigilancia de las cámaras, así que...no sé si merecería la pena, aunque 11 millones es desde luego mucho dinero, pero creo que ni me elegirían y que ni yo misma me apuntaría", apunta Viola, de 30 años.

Daniel, de 35 años, tiene una opinión un tanto diferente: "No puedo decir que nunca participaría...por 11 millones de coronas seguro que no participaría, lo haría por once mil millones, por una suma así, para empezar a considerarlo, por supuesto. A ese precio seguro que no lo haría y por esos tantos mil millones no me importarían ni las cámaras".

Tanto Prima como Nova tuvieron que pagar multas gigantescas por emitir, en Los Elegidos y Gran Hermano respectivamente, escenas eróticas antes de las diez de la noche y porque los concursantes bebían alcohol y decían palabrotas. El Consejo de Televisión consideró que tales programas eran perjudiciales para los jóvenes. Pavel, de 26 años, piensa que las multas no fueron del todo justas: "Creo que la multa sería algo bueno si valoraran a todos los programas de la misma manera, pero hay muchos programas que podrían ser multados. Me parece discriminatorio hacia los programas de reality show."

Viola comparte esta opinión con Pavel: "No es tan sencillo, porque antes de las diez de la noche emiten incluso películas donde se habla de manera grosera y donde hay escenas eróticas, así que creo que casi da lo mismo si es un reality show o una película y que más bien el Consejo tendría que investigar qué se emite antes de las diez de la noche en general, no solamente en estos reality shows."

En "A Toda Marcha" hemos charlado con Viola, Pavel y Daniel sobre los "reality shows". ¿Y qué opinan ustedes del tema, amigos?

27-01-2006