Estudiar en otro país...

15-07-2005

En A toda Marcha conversaremos hoy con Zuzana, una joven checa que estudia en Paris. Nos contará sobre la vida de los estudiantes checos que se deciden estudiar en el extranjero, porque antes, hace unos 16 años era muy difícil estudiar en un país occidental.

ParisParis ¿Zuzana, cómo se te ocurrió ir a estudiar a París?

"El gran impulso para mí, fue el deseo de continuar estudiando el idioma francés, y a la vez estudiar historia. O mejor dicho estudiar historia según el método francés, porque resulta que hay grandes diferencias entre ambos métodos. Pero por supuesto muy importante fue poder aprovechar la posibilidad de poder estudiar en un país occidental, hecho que valoro muchísimo, porque mis padres no tuvieron semejante posibilidad".

¿De qué manera te miran los estudiantes, los compañeros franceses, resultas quizá un tanto exótica para ellos?

"Sí, realmente todavía me miran como algo exótico. No sólo los compañeros, si no que muchas veces hasta los profesores, que a veces insisten en que soy de Checoslobvaquia. Una vez estaba comiéndome una manzana y no había papelera, así que decidí comerme la manzana completa, no sobró nada. Una compañera dijo tú te comes toda la manzana? Y otra agregó de inmediato, que no te extrañe, si ella es de Checoslovaquia..."

ParisParis ¿A nivel general qué tal es la vida de los estudiantes extranjeros, es sabido que en París hay muchos estudiantes de todas partes, y también de los países poscomunistas?

"Tengo que decir que en nuestro país suena mucho cuando se dice que uno estudió en la Sorbona, eso es muy importante. Pero para nosotros los estudiantes la vida en París no resulta tan fácil. Por un lado todo es más caro, pero también resulta más difícil hacer amistades, porque la vida en la gran ciudad siempre es mucho más agitada. Yo creo que para los jóvenes lo mejor es estudiar en una ciudad pequeña, todo es más fácil y cómodo. Pero claro esa es mí opinión".

¿Tú tienes una experiencia muy concreta al estudiar ya desde hace cuatro años en Francia, recomendarías a tus contemporáneos ir a estudiar a otro país?

"Creo que es una gran oportunidad, porque así los jóvenes pueden aprender idiomas, pueden comparar culturas y eso es siempre muy importante e enriquecedor. No obstante, debo decir que al principio es importante tener nervios de acero, porque no es fácil. Es bueno si el estudiante tiene conocidos en el país antes de llegar, porque le pueden ayudar a orientarse mejor. Y ahora surge otra dificultad, que desde que la República Checa entró a la Unión Europea, el monto de las becas es menor, y en París eso se siente mucho, pero claro que la entrada del país a la Unión Europea ha traído muchas ventajas para los jóvenes que podemos viajar por todo el continente".

15-07-2005