Galletas, galletas y más galletas

16-12-2005

Ya empezó la carrera. Las amas de casa de la República Checa mantienen una carrera contra reloj. Se acercan las Navidades y es necesario preparar las tradicionales galletitas navideñas.

En A Toda Marcha conversamos hoy con varias amas de casa que nos hablarán de cómo llevan estos días de trajín al lado de los hornos. Al lado del trabajo que representa para las amas de casa la preparación de las deliciosas galletitas, resulta muy agradable visitar cualquier hogar checo. El olor de las galletas en los hornos invade toda la casa creando la típica atmósfera navideña.

Las carreras que depara la preparación de las galletas de Navidad ha llevado a algunas personas a combinar la preparación casera con la compra de galletas industriales. Ese es el caso de Zdenka, una joven checa, que confiesa que no le alcanza el tiempo para cumplir con todas las "obligaciones" navideñas.

"Nosotros preparamos unos tres o cuatro tipos de galletas, se trata... digamos de la base, o sea los tipos de galletitas que más nos gustan. Siempre termino ordenando unos seis o siete tipos más en una pastelería"

En la República Checa la Navidad resulta impensable sin galletitas. Se hacen muy variadas, tanto en formas como en sabores. Hay galletitas de vainilla, chocolate, rellenas, bañadas con azúcar, con mermelada, de mantequilla, unas son más secas, otras cremosas...

"No puedo imaginarme la Navidad sin galletas navideñas, se trata de un tradición muy fuerte inculcada en todos nosotros. En mi casa antes hacíamos más de diez tipos de galletitas, pero ahora ya no tenemos tanto tiempo, la vida es mucho más agitada".

Lenka es otra joven checa que adora las galletitas navideñas. Pero se queja de que tampoco tiene tiempo suficiente para dedicarse a la preparación de las siempre presentes galletas de Navidad.

El tema de las galletas representa un asunto tan serio que una ama de casa checa no sobreviviría la vergüenza de recibir a una visita y ofrecerle únicamente galletas industriales.

"En casa preparo únicamente tres tipos de galletitas navideñas, porque el resto los hace mi abuelita, que me da muchas galletas y muy variadas, ella dice que no quiere que la nieta pase un vergüenza en Navidad".

En algunas familias checas las galletas van más allá de las fiestas de Navidad, según nos revelara Lenka...

"Tengo que confesar que en nuestra casa comemos galletas de Navidad casi todo el año, y cuando no tenemos galletas comemos algún pastel o algo dulce, porque nos gusta muchísimo"

Y para el final dejamos a Milada, que a pesar o más bien por tener niños pequeños es la que más tiempo dedica a las galletas navideñas.

"Yo trato de seguir la tradición, digamos al pié de la letra, y es por eso que preparo entre 20 y 24 tipos de galletas de Navidad, es algo fabuloso, que además de gustarnos sirve para unir aún más a la familia".

En cada familia las galletas de Navidad tienen su toque particular. Cada abuela y madre suele guardar muy bien el secreto de la receta que se entrega a la hija como parte de la herencia familiar. Y se suele decir que los hombres son los más exigentes, los mayores expertos a la hora de comer y evaluar las galletas de Navidad.

16-12-2005