La moda de los perros

16-01-2004

La moda y la alta costura se filtran hasta los lugares más recónditos de las sociedades, y la República Checa no es la excepción. La moda canina, y no me refiero al hecho de tener un perro en casa, sino a que la moda para los perros es una realidad entre los checos.

Ver en invierno a un perrito protegido con una manta, o con una especie de trajecito, en la mayoría de los casos tejido por su ama, ha sido algo común y corriente en estas latitudes, pero las cosas cambian y parece que podemos aplicar aquí aquello de que "cuando llueve, todos se mojan".

Resulta un tanto impactante y hasta curioso el hecho de encontrar paseando a una señora o a un señor con su perro vestido con un trajecito de material y colores semejantes a los de su amo.

Todo parece indicar que la moda llegó de París, no podía ser de otra manera, ya que se trata de la cuna de la moda mundial, y a como vemos en todos los sentidos...

La moda para perros se ha convertido en una actividad comercial como tantas otras con ganancias anuales en Europa de más de tres mil millones de euros. En A Toda Marcha conversamos con Ana, dueña de un hermoso perrito, al que viste con cierta regularidad.

"Bueno, en primer lugar debo decir que la ropa le protege, y de esa manera no se ensucia tanto. Además se ve muy guapo y me parece que se alegra cuando le muestro el trajecito que va a vestir"

Además de vestir a los perros, por un asunto de moda, algunos dueños advierten que se trata de una necesidad para combatir el frío inviernal, según nos explicara Frantisek, vecino de Praga.

"Durante el invierno la calefacción calienta y reseca el aire en las casas, y muchos perros no mudan su piel, pero al salir a la calle topan con que las temperaturas son muy bajas, les da mucho frío, y hasta se enferman, por lo que un abriguito, o un trajecito caliente para salir les viene muy bien"

Pero aparte de las razones objetivas que pueden obligar a vestir a nuestros amigos de compañía, lo que se impone es la moda. En Praga ya no resulta extraño ir a un parque y ver a un perro en camiseta, a otro vistiendo un jersey, a uno con una combinación deportiva, o bien a algún provocador portando ropa de fatiga.

Los dueños de perros se quejan de que el mercado checo todavía no ofrece un surtido muy amplio, por lo que deben comprar en otros países u ordenar las prendas de catálogos.

El precio de la ropa para perros oscila entre los 10 y los 300 euros, todo depende del tamaño del perro, y por supuesto de la calidad de la pieza, el material y el acabado.

La mayoría de los dueños de perros asegura que el invierno les trae muchos problemas, porque la sal industrial que se pone en las aceras para derretir el hielo hace mucho daño a la piel de los canes, al igual que las bajas temperaturas.

El único problema en todo este asunto, es que nadie ha podido saber si el gusto de los amos coincide con el gusto de los perros, y si realmente se sienten cómodos con los trajecitos escogidos por sus dueños.

16-01-2004