Las fiestas de Navidad tienen un gran encanto para los checos

19-12-2003

Las fiestas de Navidad están tocando a la puerta. En la República Checa, la Navidad es considerada una fiesta familiar, por lo que tiene un encanto especial. En Nochebuena se cena en familia y luego todos se reúnen en torno al árbol de Navidad, se cantan villancicos y se reparten regalos.

Sobre la Navidad y su encanto hablamos en A Toda Marcha con Svetlana, de la ciudad morava de Ivancice y con Olda, también de Moravia, de la ciudad de Znojmo.

"Me gusta mucho la Navidad especialmente por tratarse de una fiesta familiar. Aunque debo decir que en estas fechas siento tanto más la falta de mi madre que falleció hace tres años. Ella me daba una seguridad especial. Hoy trato de transmitir todo eso a mis hijos y quiero que tengan unas bonitas fiestas, que toda la familia estemos bien".

¿Cuál es la tradición navideña predilecta de Svetlana?

"Bueno, la tradición del árbol de Navidad. Me gusta decorarlo para que esté bonito y también colocar debajo de él muchos regalos para todos los familiares. Después del encuentro familiar acostumbramos reunirnos con los amigos y es muy bonito también. Me gusta el ambiente navideño. Pero lo principal para mí es mi familia".

¿Acostumbra también Svetlana preparar los típicos dulces de Navidad? Y, cuantos tipos prepara?

"Trece, quince y hasta dieciocho tipos de galletas de Navidad suelo preparar. Todos los años decimos que haremos sólo las galletas que nos gustan a cada uno de nosotros y resulta que siempre termino preparando al menos doce o trece tipos de galletas".

Olda afirma que el encanto de la Navidad radica en el ambiente que se logra crear en cada familia.

"Es importante que todos compartan juntos, que la familia se reúna junto al árbol de Navidad. No menos importante es que haya mucha comida y, claro, como estamos de fiesta, que haya también aguardiente".

En cuanto a la tradición navideña que más le gusta, Olda respondió sin vacilar.

"Lo que más me gusta es la tradición de los regalos de Navidad. Espero con impaciencia lo que encontraré bajo el árbol".

En Navidad la gente suele desear felicidad, paz y alegría a los seres queridos. ¿Cuál es el deseo de Olda?

"Les deseo a todos mucha salud y, por mi parte, deseo encontrar bajo el árbol de Navidad nuevas pantuflas".

Recibir regalos le gusta no sólo a Olda. Sus deseos en cuanto al regalo de Navidad los compartieron con nosotros también niños de uno de los jardines infantiles de Praga.

"Yo desearía un cochecito para muñecas, y yo quiero que Santa Claus me regale una computadora" dicen dos niñitas, mientras que su amigo afirma que él preferiría a un perro y otra niña indica que desearía encontrar bajo el árbol de Navidad a un gatito. "A mí me gustaría obtener una nueva muñeca", dice otra niña. "Y yo quiero una radio y un caballito con alas", agrega otro de los niños, mientras que su amiguito pide un monopatín y un auto con mando a distancia.

Los deseos de cada uno difieren. Lo que todos los ciudadanos checos tienen en común es la impaciencia con la que esperan la llegada de las fiestas de Navidad. Mientras que para los niños éstas significan, principalmente, nuevos juguetes y muchos dulces, para los adultos es una oportunidad para compartir la alegría y la felicidad con los seres queridos.

En esta A Toda Marcha conversamos sobre el encanto de la Navidad con Svetlana y Olda, ambos de Moravia y con un grupo de niños de Praga.

Y ¿Qué significan las fiestas de Navidad para ustedes, amigos?

19-12-2003