Lo que hace el país lindo es la gente, y los colombianos son espectaculares

12-11-2004

Ya de niño devoraba los libros de los famosos viajeros checos Zikmund y Hanzelka, que le prestaba su abuelo. En 1995 visitó América Latina participando en una expedición del hidrólogo checo, Bohumír Janský, que buscaba los orígenes del Amazonas. De allí fue sólo un paso para decidirse a pasar en el continente sudamericano más tiempo y conocerlo de fondo en carne propia. En esta A toda marcha conversamos sobre su experiencia latinoamericana con Juraj Liska, profesor checo de geografía quien estudió dos años en Colombia.

Juraj Liska se fue a estudiar a la Universidad Pedagógica Nacional de Bogotá en enero de 2000 con una beca del Gobierno de Colombia.

"Pude viajar a Colombia gracias a Isetecs, una institución colombiana para estudiantes. Conseguí una beca para un año, y después la prolongué hasta dos años".

¿Pero, por qué escogió precisamente Colombia, y no otro país de América Latina o del mundo?

"Porque en 1995 estuve con una expedición en Perú, Bolivia y Venezuela, entonces conocí estos tres países, me enamoré de Sudamérica y tuve la idea de regresar por más tiempo. Desde 1995 buscaba la posibilidad, terminé mi carrera y quería estudiar un posgrado en geografía regional y política con especialidad América Latina. Al final, encontré en la Embajada de Colombia que ofrecen becas para estudios de posgrado. Sólo Argentina, Colombia y México ofrecen becas para los estudiantes checos, por lo menos, en ese tiempo era así. Argentina no me llamaba la atención porque es más bien un país con cultura europea, podría decirse, y para mí Colombia, Venezuela o Ecuador eran los países preferidos".

De cada frase de nuestra conversación con Juraj Liska se hace evidente que Colombia lo encantó. ¿Qué fue lo que le impresionó más en ese país?

BogotáBogotá "Una impresión divina para mí en Colombia fue la gente. Los colombianos son muy agradables y alegres. En 2001 se hizo en Sudamérica una encuesta y Colombia salió que era el país con la gente más alegre en América Latina. Eso para mí era una cosa tan rara o tan interesante, como sabemos que Colombia es un país con problemas inmensos, pero eso no afecta la alegría de la gente, lo cual me gustaba mucho. Los colombianos atienden a los extranjeros de una forma tan linda que eso no se puede comparar. Yo digo una cosa: cada país tiene una naturaleza muy bonita, parques naturales, pero lo que hace mejor al país es la gente. Y la verdad, en Colombia la gente es espectacular".

¿Se encontró también con otros checos que residen en Colombia?

"Sí. No son muchos, pero hay checos que viven en Colombia. Yo me encontré con checos que viven muy, muy bien en Colombia, nunca imaginaba que la gente pudiera vivir así. Por ejemplo, conocí una médica checa que trabaja en Bogotá y para ella la vida en Colombia es muy sabrosa, no la cambiaría por otro país. En la Universidad trabaja otra checa que se llama Eliska Krausová y ella también está enamorada de Colombia. Yo estaba muy sorprendido porque uno escucha en Europa sólo lo malo de Colombia, que allá no se puede vivir, te secuestran, te matan, son ladrones... Cuando leí esas noticias antes de salir a Colombia tenía miedo, me dije no me iba a quedar mucho tiempo, pero tenía la seguridad de que si pasaba algo podría volver. Pero después reconocí que no todo es verdad que se escribe aquí en Europa sobre Colombia. Sí, hay peligro, pero eso en todas las partes, también en Perú, Venezuela ... Yo ahora, después de vivir en Colombia dos años, no creo que Colombia sea mucho más peligrosa que otros países de América Latina".

BogotáBogotá ¿Y qué saben los colombianos de la República Checa? ¿Es para ellos un país desconocido que difícilmente encuentran en el mapa? ¿Cuál ha sido su experiencia?

"Etaba sorprendido porque cuando llegué a la universidad todo el mundo me preguntaba de dónde era. Yo siempre explicaba que de la República Checa, de Praga, etc. Después me aburría mucho, pues empecé a responder: yo soy del país de donde proviene Kundera, Kafka, Smetana y todo el mundo sabía que soy de la República Checa".

¿Piensa regresar a Colombia?

"Sí, estoy planeando regresar a Colombia. Quisiera visitar Colombia todos los años porque me gusta mucho y tengo allá muchos amigos. Tengo varios proyectos relacionados con Colombia. Escribo reportajes sobre el país, el café, los colombianos, los checos que viven en Colombia ... También monté una agencia de viajes que se especializa en Colombia y quiero llevar allá a turistas checos, porque en la República Checa en este momento no existe una agencia de viajes que organice excursiones a Colombia. Todo el mundo opina que no se puede viajar a Colombia, pero yo sé que se puede. En verano de este año visité Colombia con cinco checos y regresamos todos muy contentos".

En esta A toda marcha conversamos con Juraj Liska, quien además de estudiar fundó en Colombia una escuela de snowboarding. Sus experiencias las plasmó en el libro "Nieve de Bogotá", recién publicado en checo.

12-11-2004