Marihuana, ¿la hierba de la discordia?

14-06-2002

Marihuana, cáñamo, cannabis sativa. Términos utilizados como sinónimos para denominar a esas "hojas verdes" que provocan tantas discordias en la sociedad. El 1 de julio entrará en vigor en la República Checa la enmienda al Código penal que permitirá sancionar con hasta cinco años de prisión a las personas que hagan apología de estupefacientes en la prensa, radio, televisión o Internet. La República Checa se dirige a la Unión Europea. Pero mientras que en muchos países comunitarios la ley permite parar la persecución penal, en caso de que los riesgos para la sociedad resulten bajos, los legisladores checos aumentan la represión. ¿Qué opinan los checos sobre la legalización de la marihuana? Este será el tema de "A Toda Marcha".

Milan, de 24 años, es uno de los partidarios de la legalización de la marihuana.

A favor de la legalización de la marihuana se pronunciaron también Jindriska, farmacéutica, de 25 años, y Rudolf, ingeniero, de 31 años.

"La marihuana podría ser legalizada. Hay aquí drogas más duras que son legales y tienen peores consecuencias, como por ejemplo el alcohol. El alcohol debería prohibirse. Además, el cáñamo tiene muchos efectos beneficiosos que se pueden aprovechar en el tratamiento de enfermedades, alivia los dolores y los calambres. De todas maneras, me parece absurdo que vaya a prisión una persona por portar unos cinco gramos de marihuana. Con la marihuana pasa lo mismo que con el tabaco, es una adicción psíquica, adicción a fumar", opina Jindriska.

"Si se legalizara la marihuana, se evitaría que se fumara por todas partes, a escondidas. No es necesario porque fumar marihuana no es más peligroso que fumar tabaco. Además, si se impusieran algunos impuestos, podría beneficiarse también el Estado. ¿La adicción a la marihuana? No, es una droga que sirve sólo para hacer reír", dice Rudolf.

Tampoco los adversarios de la legalización de la marihuana consideran justificadas las penas con las que se sanciona su consumo. Su opinión al respecto la compartieron con nosotros Tomás, estudiante, de 24 años, y Karin, cocinera, de 50 años.

"La marihuana no debería legalizarse. No estoy del todo de acuerdo con la situación en Holanda, por ejemplo, donde a parte de la marihuana está legalizada también la eutanasia. Pienso que ser demasiado liberal no es bueno, hay cosas que deben ponerse a remojo. Pero tampoco estoy a favor de represalias duras por fumar marihuana. Que sea prohibida por la ley, pero que no se penalice el consumo. Uno puede hacerse adicto a la marihuana, pero depende de con qué frecuencia se consume. Todo con moderación, con el alcohol pasa algo similar", piensa Tomas.

"No estoy a favor de la legalización de la marihuana ni de su consumo, pero, por otra parte, estoy en contra de las penas altas, que me parecen exageradas. Sobre todo en caso de la gente joven que en esa edad prueban todo y si son enviados a prisión pueden quedar marcados para el resto de la vida. Me interesaría saber ¿por qué no se debate también sobre los perjuicios del alcohol o del tabaco?", pregunta Karin.

¿Y qué opinan Uds. sobre el tema?

14-06-2002