Nuevas esperanzas depositan los checos en el año 2004

09-01-2004

Con grandes expectativas suelen iniciar las personas cada nuevo año. Unos confían en encontrar un buen trabajo, otros quieren contraer matrimonio y hay quienes planean descubrir tierras lejanas. Para la República Checa el 2004 es, en primer lugar, el año de su ingreso en la Unión Europea. También es el Año de la Música Checa, con el que se rendirá homenaje a varios destacados músicos de este país. Para la mayoría de los checos, no obstante, el nuevo año significa la continuación de la reforma de las finanzas públicas, acompañada de numerosas restricciones en el sistema de prestaciones sociales y de un marcado aumento de los impuestos y de los precios de los productos.

¿Pierden los checos el optimismo y temen a lo que pueda venir?

En A Toda Marcha compartieron con nosotros sus deseos y preocupaciones representantes de varias generaciones de checos.

"Mi mayor deseo es no perder mi trabajo y pasar este nuevo año con tranquilidad. Lo primordial para mí es lograr mantener a mi familia y que todos estemos bien y sanos", indicó el ingeniero Ricardo, de 43 años de edad, especialista en telecomunicaciones.

Ema de 72 años es jubilada y vive en una aldea en las afueras de la capital checa.

Mi mayor afición desde hace años es la pesca y yo desearía pescar un día...Mi mayor afición desde hace años es la pesca y yo desearía pescar un día... "Lo único que deseo es salud para toda mi familia".

¿Tiene Ema algunas preocupaciones en cara al futuro?

"Yo confío en la razón de la Humanidad y por eso estoy convencida de que no hay lugar para preocupaciones. Soy optimista de cara al futuro", afirma Ema.

También Estanislao, de 77 años anhela principalmente el bienestar de su familia. El señor Estanislao nos reveló además el gran sueño de su vida.

"Claro, lo más importante es la salud y el bienestar de la familia. Pero yo, personalmente tengo también otro gran sueño. Mi mayor afición desde hace años es la pesca y yo desearía pescar un día, y podría ser este año, un pez enorme, el más grande de mi vida", señaló Estanislao, con una sonrisa pícara en los labios.

El mayor deseo de Carlos, alumno de primaria de siete años de edad, es simple pero, reconocerán, que muy importante.

"Quiero aprender a leer y a escribir y también a contar, naturalmente".

Martín, estudiante universitario de 25 años aprendió a leer y a escribir hace ya muchos años. Pero su principal meta este año también tiene que ver con los estudios.

"Lo primordial para mí este año es terminar exitosamente la Universidad y luego tratar de hallar un buen trabajo", señala Martín, compartiendo con nosotros seguidamente su mayor preocupación.

"En vista de la situación que actualmente existe en el mercado laboral de la República Checa, de los problemas que tienen los jóvenes egresados de escuelas superiores checas para encontrar trabajo, creo que mi mayor problema será justamente ése - encontrar trabajo".

A cuenta cierta, amigos, los problemas y anhelos de los habitantes de la República Checa no difieren de los que tendrán ustedes, así como los ciudadanos de otros países del orbe. Lo fundamental es enfrentar las dificultades con optimismo y no perder la esperanza en el futuro.

En esta A Toda Marcha varios ciudadanos checos nos hablaron de sus preocupaciones así como de las esperanzas que depositan en el año que acaba de comenzar.

09-01-2004