¿Quiere comprarse una casa?

12-05-2006

Para muchos el gran sueño de nuestras vidas es comprarnos un apartamento o una casa. Sin embargo, a casi todos nos sucede lo mismo. Nos falta el dinero. Por esa razón, muchas son las personas que optan por pedir un crédito hipotecario, endeudarse por largos años, pero poseer finalmente una vivienda propia. Sobre ese tema conversamos hoy con Jana, una joven profesional de Praga, que nos comenta cómo hizo realidad su sueño.

¿Qué te motivo a solicitar un crédito hipotecario?

"Ya tenía alrededor de siete años de estar trabajando como profesional, me propuse ahorrar y luego tomé la decisión de comprar una casa. Pero siempre me faltaba el dinero, siempre surgían gastos imprevistos y nuevamente tenía que empezar a ahorrar. Entonces, consideré que había perdido demasiado tiempo y dinero en rentas de apartamentos, que si optaba por un crédito hipotecario, quizá pagaría lo mismo que un arriendo, pero para a largo plazo hacerme con algo propio. Y así fue, me decidí y pedí un préstamo".

Por dónde comenzaste, cuáles fueron los primeros pasos?

"Uno de los primeros pasos fue entrevistarme con un oficial de préstamos en el banco, él revisó mi situación financiera y me indicó que tenía que presentarle documentación reciente de las rentas y otras cuentas para apoyar mi solicitud. Y así fue. La solicitud del préstamo fue aprobada muy rápido, todo duró cerca de un mes. Y una vez obtenido el crédito, que tendr0 que pagar por los próximos 20 años, comencé a buscar la casa".

¿No te pone nerviosa saber que tendrás una deuda por tantos años?

"La verdad es que no. Para mi es como si siguiera pagando un arriendo, un gasto que tendría que hacer igual con o sin deuda al banco. Es verdad que con los intereses terminaré pagando mucho más de lo que realmente cuesta la casa, pero sino, no podría hacerlo. No soy de familia rica, nunca heredé fortunas, ni nada por el estilo. Lo que si, el dividendo mensual que me estableció el banco es incluso menor que lo que estaba pagando anteriormente de arriendo. Es decir, en el día a día, incluso ahorro dinero.

Jana comenta que por ser madre soltera, buscaba una casa que tuviera espacio para rentar y así ayudarse con el pago de su hipoteca. También dice que necesitaba que la casa estuviera cerca de su lugar de trabajo y que fuera una zona tranquila. Además, Jana nos da sus recomendaciones para aquellos que buscan una casa o apartamento.

"Yo recomendaría a todo el que está por comprarse una casa o un departamento, además de buscar el mejor precio posible, tener en cuenta ciertos detalles, tales como la ubicación geográfica. Hay que considerar, por ejemplo, que la casa no se encuentre cerca de lugares que puedan poner en riesgo la salud, como centrales nucleares, vertederos, almacenes de productos altamente inflamables o explosivos, etc."

En tu opinión, ¿cuál es la mejor opción para aquellos que quieren comprar una casa, pero a diferencia de lo que te ocurrió a ti, el banco no les aprueba el crédito o no les presta mucho dinero?

"Hoy en día, a pesar de la gran cantidad de posibilidades, comprarse una casa supone un esfuerzo muy grande. A veces las subastas pueden ser una fórmula para aquellas personas que tienen poco dinero o quieren ahorrar, ya que en la mayoría de los casos, el precio de la propiedad es inferior al de su tasación en el mercado. No obstante, tiene sus dificultades. No siempre se puede elegir lo mejor. Hay que conformarse con lo que hay. Si a alguna persona se le ha pasado por la cabeza esta posibilidad, recomiendo informarse bien antes".

12-05-2006