¿Somos una nación de solitarios?

16-05-2003

La Oficina Checa de Estadísticas publicó recientemente los resultados definitivos del censo realizado en el 2001 en lo que se refiere a la composición de la familia. ¿Qué se desprende de estos resultados?. En primer lugar que cada año aumenta el número de familias incompletas y cada vez más checos optan por los así llamados "matrimonios a prueba". Hoy en A Toda Marcha le preguntamos a Eva, de Praga, si piensa que la República Checa se está convirtiendo en una nación de solitarios.

¿Por qué cree que aumenta el número de familias incompletas y personas que viven solas?

"Yo pienso que las razones son muchas. Por un lado vivimos en un mundo muy ajetreado, siempre corriendo del trabajo a la casa, de la casa al trabajo, tratando de ganarle tiempo al tiempo. Todo ello nos produce mucho estrés y eso por supuesto se refleja en nuestras relaciones con la pareja o los hijos. Personalmente creo que vivimos en una era en que los seres humanos hemos olvidado cómo comunicarnos con el prójimo. Preferimos muchas veces ver la TV a conversar con los hijos, en lugar de llamar a un amigo para saludarlo le mandamos un mensaje desde el celular. También las exigencias laborales a veces nos dejan poco tiempo para dedicarnos a construir un hogar, como lo hacían por ejemplo nuestros abuelos. Por otro lado, yo no creo que haya tanta gente que opte por vivir sola, al menos no en la República Checa. Los costos de los arriendos y en general el costo de la vida es muy alto y pocos son los que se pueden dar el lujo de tener o alquilar su propia vivienda, más aún si se toman en cuenta los salarios de este país. Creo que, por el contrario, hay muchas parejas que después de casarse deben vivir con sus familiares".

¿Cree que se trata de un fenómeno de los últimos años?

"Bueno, en otros países de Europa ya en los sesenta se veía este fenómeno. Aunque en la República Checa pienso que si, es una tendencia de la última década. Es más, diría que el crecimiento de familias incompletas o personas que optan por vivir solas nunca fue tan grande como en los tiempos modernos. Antes el estatus de una mujer casada era mucho más alto que si permanecía soltera. Casarse lo antes posible era una especie de meta o se usaba para medir el nivel de éxito entre las mujeres. Incluso muchas profesionales preferían casarse, dejar temporalmente su trabajo y tenían hijos para así cumplir con las expectativas de su entorno social.

Se habla últimamente de los matrimonios a prueba, es decir... vivir con su pareja antes de casarse. ¿Cree que es una buena alternativa para conocer antes al que será su futuro esposo o esposa?

Yo antes de casarme nunca lo pensé, pues siempre estuve segura de que el hombre con el que quería casarme estaría junto a mi toda la vida. No sentí la necesidad de probar nada, llevamos 30 años de casados y somos felices. Pero sé de muchos matrimonios que optan por probar un tiempo y no me parece que esté mal, por el contrario. Mi hermana nunca se casó, pero vive con su pareja desde hace más de 12 años. Curiosamente hace unas semanas nos anunció que ya era hora de formalizar su "prueba", como le dice usted, y que a finales del verano se casarían".

Hemos hablado del alto número de divorcios entre las familias checas. Si tuviera Ud. un problema matrimonial, ¿optaría por solucionarlo por esa vía?

No, pienso que al divorcio debemos recurrir siempre como última instancia. Hay muchas maneras de salvar una relación, sin tener que echar todo por la ventana en el primer minuto. Cuando la comunicación entre ambas parejas comienza a fallar, lo mejor es hablar. Si no resulta, pues existen psicólogos matrimoniales, etc. Para mi el divorcio sería, como le digo, una solución extrema a un conflicto muy grande con mi pareja, como puede ser la violencia intrafamiliar, etc. En ese caso creo que todos coincidimos en que es mejor vivir alejados de la pareja.

16-05-2003