Boleslav Vomáčka, empleado del Estado con gran afición a la música

01-07-2017

En esta ocasión les daremos a conocer en Radio Praga al compositor y crítico musical Boleslav Vomáčka. En su caso no se puede hablar de un compositor típico, ya que junto con la música había estudiado derecho y posteriormente trabajó como empleado de varios ministerios. La música se convirtió así en su afición, por lo que su obra, aunque apreciada por los musicólogos y conocedores, no llegó a ser muy extendida. Lo que sí se conoce y aprecia en los círculos culturales hasta el presente, son las críticas musicales de Vomáčka.

Boleslav Vomáčka, foto: Archiv © NADACE LANGHANS PRAHA, www.langhans.czBoleslav Vomáčka, foto: Archiv © NADACE LANGHANS PRAHA, www.langhans.cz Boleslav Vomáčka nació en la ciudad de Mladá Boleslav en junio de 1887, en una familia de músicos, y cuando adulto fue un gran propagador de los compositores nacionales Leoš Janáček, Josef Suk y Otakar Ostrčil, en especial, a los que dedicó varios de sus trabajos como crítico musical. Desde su infancia Vomáčka amaba la música y la había estudiado, pero al final decidió aprovechar su diploma universitario en Derecho y trabajar para el Estado. En diferentes cargos ministeriales permaneció toda su vida activa hasta jubilarse a finales de 1949.

Pero la música no la abandonó del todo, aunque más que a la composición se dedicó a escribir críticas musicales para diversas revistas nacionales y extranjeras. Se ganó gran reconocimiento en especial por tener el don de lograr entrelazar el respeto a la tradición musical con un profundo entendimiento y apoyo a las tendencias musicales modernas.

Vomáčka cantaba en una iglesia y dirigía un coro además de su trabajo ministerial

En eso le ayudaron sin duda sus conocimientos de los tiempos de sus estudios de órgano en el Conservatorio de Praga, y más tarde de composición y canto, que terminó en 1910. En los primeros años de trabajo ministerial, Vomáčka solía cantar en su tiempo libre en la iglesia de San Cirilo y San Metodio, en el barrio Karlín, en Praga. Junto con ello dirigía un coro llamado Boleslav en su ciudad natal, y también componía.

Vomáčka representaba lo mejor de la nueva generación de compositores

Entre las dos guerras mundiales Vomáčka era considerado uno de los representantes más relevantes de la nueva generación de compositores checos. Las primeras obras de Vomáčka revelaban las tendencias de su autor al expresionismo, pero en los años 20 y 30 retornó y una expresión más tradicional, caracterizada por el lirismo. En especial se dedicó a componer obras para coros masculinos, como ‘Los ojos de un fogonero’ (Topičovy oči), o ‘La balada sobre el sueño’ (Balada o snu).

Vomáčka compuso igualmente varias cantatas como ‘La Juventud (Mládí) y ‘Los vivos a los muertos’ (Živí mrtvým), así como óperas, entre ellas la titulada ‘Boleslao I’ (Boleslav I.), y otra, ‘El Ondino’ (Vodník).

No menos atractivas desde el punto de vista de las tendencias modernas en la composición del período de entre las dos guerras mundiales resultan los ciclos de canciones con orquesta de Boleslav Vomáčka, así como sus ciclos para piano y valses, que se guardan en los archivos musicales de la Radiodifusión Checa y de otras instituciones culturales nacionales.

01-07-2017